Lugo representará a Paraguay en Mercosur, no obstante su destitución

Univision.com | Jun 24, 2012 | 1:57 PM

Sigue la crisis política en Paraguay

ASUNCIÓN - El destituido presidente Fernando Lugo anunció el domingo que irá en representación de Paraguay a la cumbre de Mercosur, prevista para los próximos días 28 y 29 en Mendoza (Argentina), y una posible reunión conjunta de líderes de este bloque con los de la Unasur.
"Vamos a estar la próxima semana en el Mercosur", dijo Lugo, usando su habitual plural mayestático, a la prensa congregada a las puertas de su vivienda en el municipio de Lambaré, vecino de Asunción, según informó Efe.
"También, como ustedes saben, Paraguay está ejerciendo la Presidencia pro témpore de la Unasur; el próximo que asume es el Perú. Nos hemos comunicado con el presidente Ollanta (Humala), vamos a adelantar la transferencia de la Presidencia para la próxima semana", añadió.
"Está por decidir si se va a hacer el traspaso en Perú o juntar ambas cumbres", dijo Lugo, quien reiteró que su destitución el pasado viernes en un "juicio político" por el Legislativo es un "golpe de Estado parlamentario" y proclamó que no reconocía al Gobierno de su sucesor, Federico Franco.
Siguen los cuestionamientos al relevo
El relevo de poder en Paraguay ha sido cuestionado por varios países sudamericanos, entre ellos Argentina y Perú.
El ex obispo, que dijo haber acatado el viernes su destitución para evitar "un derramamiento de sangre", llamó al pueblo paraguayo a manifestarse pacíficamente "para que retorne el orden constitucional interrumpido" pues "esto ha sido un golpe contra la voluntad popular".
"No está tranquilo el Paraguay, no está todo tranquilo en el país (como afirma el nuevo Ejecutivo). Aquí se ha interrumpido un proceso democrático y esa ciudadanía que hoy está en la calle, en la televisión pública, en Encarnación, en Ciudad del Este y en San Pedro.... ¡Esto va a seguir!", aseveró, según Efe.
"No se puede dejar de ejercer el derecho ciudadano de protestas pacificas para devolver la paz y la tranquilidad al país", insistió.
Lugo aludía a manifestaciones como la de la noche del sábado frente a la sede en el centro asunceno de la televisión estatal, a la que él mismo compareció de madrugada, y en otras ciudades del país, aunque los medios de comunicación transmiten una imagen de calma generalizada y las calles de Asunción están tranquilas.
Actitud de Lugo habría debilitado la crisis
El destituido presidente paraguayo Fernando Lugo logró con su actitud conciliadora bajarle el tono a lo que se perfilaba como una dura crisis para su país y América Latina, afirmó hoy la revista colombiana Semana.
Según rescata Notimex, la revista, en su más reciente edición, aseguró en un análisis sobre la situación política en Paraguay que, "en un gesto que sorprendió", Lugo aceptó la decisión del Senado de destituirlo por mal desempeño en sus funciones.
"En un discurso pronunciado con tranquilidad pasmosa y hasta una sonrisa en los labios, dejó claro que 'la democracia paraguaya ha sido herida profundamente' y que se sometía a la decisión" del Legislativo, subrayó Semana.
En opinión de la revista, el pedido de Lugo a que cualquier manifestación fuera pacífica y el aceptar su destitución por parte del Congreso "le bajó el tono a lo que se perfilaba como una dura crisis, no solo en su país, sino en América Latina".
Algunos gobiernos, como los de Argentina, Venezuela, Bolivia y Ecuador, consideraron la salida del mandatario paraguayo como un golpe de Estado y advirtieron que no reconocerán al nuevo gobierno de Federico Franco, ex vicepresidente de Lugo.
Semana señaló que "el proceso, en el que (Lugo) no tuvo más de dos horas para defenderse, no deja de ser para muchos un ataque a las instituciones y a la constitucionalidad" de Paraguay, citó Notimex.
"Eso daba para pensar que la situación iba a ser similar a la que se presentó en 2009 en Honduras, cuando el presidente Manuel Zelaya rechazó por meses su destitución y la comunidad internacional aisló al país", apuntó.
Consideró que, sin embargo, "la actitud de Lugo les quitó piso a los presidentes que, como Rafael Correa (Ecuador) y Dilma Rousseff (Brasil), ya anunciaban sanciones contra Paraguay" por la rápida salida del cargo del mandatario por decisión del Congreso.
Franco, contra las cuerdas
En tanto, la Agencia France Press destacó que el nuevo gobierno paraguayo del presidente Federico Franco se encontraba aislado de sus vecinos latinoamericanos, que en forma unánime cuestionaron la legitimidad de la destitución el viernes de su predecesor, Fernando Lugo.
En las calles de Asunción, la situación era de normalidad aparente en el primer domingo tras el cambio de gobierno. El centro estaba desierto y los comercios cerrados, como cualquier otro día feriado.
En el suburbio de Lambaré, donde tiene su residencia Fernando Lugo, la paz la alteraba sólo el enjambre de periodistas que esperaban sus declaraciones.
Las complicaciones más graves para el gobierno de Franco se presentan por ahora en el frente externo.
Sus socios del Mercado Común del Sur (Mercosur), Argentina, Brasil y Uruguay, decidieron el sábado retirar o llamar en consulta a sus embajadores, después de que los países de la ALBA (Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua) anunciaran que "no reconocerán" al nuevo gobierno.
El nuevo gobierno paraguayo acudirá a la próxima cita del bloque, el jueves y el viernes en Mendoza, en el norte de Argentina, anunció el nuevo canciller, José Félix Fernández Estigarribia.
Brasil, principal socio comercial de Paraguay (60% del total) con grandes intereses en el país, calificó la destitución de Lugo de "ruptura del orden democrático".
"El gobierno brasileño condena el rito sumario de destitución del mandatario de Paraguay decidido el 22 de junio pasado, en que no fue adecuadamente asegurado el amplio derecho de defensa" y "considera que el procedimiento adoptado compromete el pilar fundamental de la democracia, condición esencial para la integración regional", según un comunicado de la cancillería.
"Las medidas a ser aplicadas a raíz de la ruptura del orden democrático en Paraguay están siendo evaluadas con los socios del Mercosur y de Unasur, a la luz de los compromisos con la democracia en el ámbito regional", precisó la cancillería brasileña.
A falta de la confirmación definitiva del gobierno peruano, todo apunta a que la Unasur abordará los acontecimientos el miércoles en Lima.
"Me parece que nos están convocando para el próximo miércoles en Perú y Ecuador va a proponer que se aplique la cláusula democrática, no podemos cohonestar patrañas con envolturas legalistas", dijo el presidente ecuatoriano, Rafael Correa.
Diplomáticos visitaron a Franco
AFP informó que tres diplomáticos visitaron a Franco en el palacio residencial: el embajador de Estados Unidos James H. Thessin, el embajador alemán Claude Robert Ellner, acompañado del ministro de Cooperación Económica y de Desarrollo de Alemania, Dirk Niebel, que consideró "un proceso normal" la destitución de Lugo, y el nuncio apostólico Eliseo Ariotti.
La Iglesia Católica es la que se ha mostrado más satisfecha con la destitución de Lugo, un obispo católico suspendido ad divinis por la Santa Sede, al ser el nuncio apostólico el primer diplomático que visito a Franco y después ofició una misa en la catedral a la que asistió el nuevo presidente. La jerarquía católica paraguaya había instado públicamente a Lugo a renunciar después de que la Cámara de Diputados decidiera iniciarle juicio político.
El nuevo presidente liberal se encuentra a la defensiva ante la condena unánime que ha suscitado entre sus vecinos la destitución de su antiguo compañero de fórmula.
En entrevista con la AFP, Franco afirmó que pediría ayuda a Lugo para desactivar el aislamiento regional en que se encuentra su gobierno.
Lugo reapareció
Por su parte, Efe informó que el destituido presidente Fernando Lugo compareció la madrugada del domingo ante un grupo de seguidores congregados frente a la sede de la Televisión Pública de Paraguay, dente de los que denunció que ha sido víctima de un "golpe de Estado parlamentario".
The Associated Press precisó que Lugo participó de una mesa redonda con periodistas locales y del exterior señalando que "en nueve meses estaría retornando la normalidad con las elecciones generales" del 21 de abril de 2013.
Franco completará el trucado periodo de gobierno de Lugo de cinco años hasta el 15 de agosto de 2013.
"Los obispos me visitaron antes del juicio político pidiéndome que renunciara para pacificar al país. En aras al no derramamiento de sangre, a la paz, tuve que aceptar el resultado del injusto juicio político", agregó el ex obispo del norteño departamento de San Pedro, el más pobre de la república.
Acusó a los medios de prensa locales de no informar los detalles de su defensa "respondiendo a sus propios intereses", sin hacer especificaciones.
Lugo señaló que "el presidente Franco seguramente se creyó capaz de gobernar, por eso aceptó la presidencia a través del golpe de estado mediante el juicio político. Su gobierno tendrá que mostrar la capacidad de resistir al bloqueo que le están anunciando los países de la región. Si no lo aguanta, tendrá que buscar alguna solución".
Finalmente, confesó que la recuperación de su presidencia "será muy difícil, pero pido a la ciudadanía que siga manifestándose pacíficamente", en alusión a aproximadamente un millar de personas reunidas frente al edificio de la TV pública, en el centro de Asunción, criticando a los legisladores y pidiendo la vuelta de Lugo al frente del Poder Ejecutivo.
Los participantes del mitin con escenario, micrófono y altoparlantes, la mayoría militantes partidos y organizaciones de izquierda, se alteraron cuando el periodista local José Luis Simón calificó a Hugo Chávez y Fidel Castro como "tiranos y dictadores" añadiendo que Lugo "fue un mal gobernante". Sorpresivamente, lo dejaron sin micrófono y hubo un breve apagón. Simón fue obligado a cortar su discurso.
Lugo podría buscar regresar
Mientras numerosos gobiernos regionales se manifiestan en contra del cambio, el senador Alberto Grillón del Partido Democrático Popular y amigo personal de Lugo, anunció que "no se descarta que Lugo decida presentarse como candidato a senador por la coalición Frente Guasú (Frente Grande, en idioma guaraní)", un conglomerado de 19 organizaciones y partidos de izquierda.
El ex gobernante está habilitado para pugnar por puestos electivos porque al perder el cargo antes de completar los cinco años de mandato (hasta agosto de 2013) no lo afecta la prohibición constitucional de luchar por la reelección.
Argentina, Bolivia, Ecuador y Cuba dijeron que lo que se dio en Asunción fue un golpe de estado y que no reconocerán el gobierno de Franco, mientras que algunos analistas estiman que el nuevo gobernante estará aislado de la comunidad internacional.
"Unasur (Unión Sudamericana de Naciones) tomará su decisión y recibiremos la notificación; veremos los argumentos de la advertencia de sanción", explicó Franco en una conferencia de prensa con medios extranjeros. "Esperamos que Unasur y Mercosur comprendan esta situación de crisis".
"No hemos sido reconocido aún por ningún país, pero aquí el país está tranquilo", añadió Franco, aclarando que no tenía mucho tiempo para las entrevistas porque estaba en la conformación del gabinete ministerial.
Rechazo internacional, menos de Canadá
De acuerdo a lo que informa Efe, Canadá parece aprobar la destitución de Fernando Lugo y su sustitución por Federico Franco al señalar a través de un comunicado que el depuesto presidente paraguayo "ha aceptado la decisión del Senado" de Paraguay.
La secretaria de Estado para el continente americano, Diane Ablonczy, dijo a través de un escueto comunicado que "Canadá observa que Fernando Lugo ha aceptado la decisión del Senado paraguayo de impugnarle y que un nuevo presidente, Federico Franco, ha tomado posesión".
La declaración de Ablonczy parece ser una ruptura con las reacciones producidas en las últimas horas en otros países americanos que han rechazado la destitución de Lugo o han criticado al menos el procedimiento empleado.
Por contra, Canadá, a través de Ablonczy, se limitó a señalar que "solicitamos la calma en Paraguay y continuaremos siguiendo los desarrollos de forma estrecha".
Ablonczy añadió que "la estabilidad y respeto por la democracia que actualmente existe en la región ha sido ganada de forma trabajada y debe ser protegida".
©Univision.com
Commentarios