Hugo Chávez advierte que Venezuela no reconocerá al gobierno de Paraguay

EFE | Jun 23, 2012 | 12:21 AM

Coincidió con Rafael Correa y Evo Morales

CARACAS - El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo el viernes que no reconoce al "írrito (nulo) e ilegal" Gobierno que se instaló en Paraguay y calificó de "bochornoso" el juicio político que terminó con la destitución del mandatario Fernando Lugo.
"El Gobierno venezolano, el Estado venezolano, no reconoce a ese írrito e ilegal e ilegítimo Gobierno que se instaló en Asunción", declaró Chávez en el palacio de Miraflores (sede del Ejecutivo) antes de la llegada de su colega de Irán, Mahmud Ahmadineyad.
El gobernante venezolano se sumó así a una declaración en el mismo sentido de su homólogo ecuatoriano, Rafael Correa, quien calificó como un "golpe ilegítimo" la destitución de Lugo y dijo que no reconocerá a ningún otro presidente de ese país. También el mandatario boliviano, Evo Morales, habló en el mismo sentido.
A tiempo de cuestionar que se ha "defenestrado de manera totalmente ilegítima" a Lugo, Chávez consideró que "igual le hicieron" en junio de 2009 al entonces presidente de Honduras, Manuel Zelaya y lo que "trataron de hacer" en Venezuela, al aludir al golpe que lo sacó brevemente del poder en abril de 2001.
Es un 'golpe de las burgesías'
"No solo se golpea al presidente Lugo o al Gobierno legítimo del pueblo paraguayo, se golpea la historia paraguaya y uno diría más, se golpea a la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas)", sentenció Chávez, quien subrayó que "esto no termina allí".
Advirtió que es "un golpe de las burguesías, de la burguesía paraguaya, subordinada a los intereses imperiales" y apuntó que tratan de frenar "no solo el proceso de cambios en el Paraguay" sino que "el pueblo paraguayo ratifique y confirme este proceso de cambio" en las elecciones.
"Están tratando de cercenarlo desde ahora mismo sino también tratando de dividir a los Gobiernos, a los pueblos de la Unión de Naciones Suramericanas, pero ya veremos la respuestas en esta zona y en los próximos días", agregó.
Destitución de Fernando Lugo
El Senado paraguayo consideró hoy "culpable" al presidente Fernando Lugo de mal desempeño en sus funciones, lo que derivó en su inmediata destitución y el nombramiento en su cargo del hasta ahora vicepresidente, Federico Franco, hasta la celebración de nuevas elecciones en abril de 2013.
En sus primeras palabras públicas después de ser separado del cargo, Lugo aseguró que se somete a la decisión del Senado, aunque la ley "haya sido torcida como una frágil rama al viento".
Mientras Franco aseguró, tras jurar el cargo, que la "transición" que comienza en Paraguay "se realiza dentro del orden constitucional" y "de ninguna manera pone en riesgo la vigencia y principios democráticos universales".
La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Alianza Bolivariana (Alba) cerraron filas para defender a Lugo y la primera incluso advirtió de posibles medidas de respuesta. 
©EFE
Commentarios