Sigifredo López cumplirá en Cali con prisión domiciliaria

EFE | Jun 22, 2012 | 4:54 PM

Ex rehén de las FARC, en investigación

BOGOTÁ - El ex diputado colombiano Sigifredo López, antiguo rehén de las FARC e investigado por presuntamente urdir su propio secuestro y el de once de sus colegas en 2002 que murieron en un confuso episodio en junio de 2007, fue trasladado el viernes de Bogotá a Cali (suroeste) para cumplir detención domiciliaria.
Una fuente de la Fiscalía General confirmó a Efe el traslado de López a la ciudad en la que está su casa y vive su familia, para cumplir la detención preventiva.
López permaneció 36 días detenido en la sede de la Fiscalía en Bogotá y cumplirá su detención domiciliaria tal como lo ordenó el pasado miércoles un fiscal de derechos humanos.
El ex diputado, quien estuvo secuestrado siete años, tendrá brazalete electrónico y será vigilado las 24 horas del día por agentes del Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) del ente acusador colombiano.
El ex rehén de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) está investigado por haber incurrido presuntamente en los delitos de perfidia, toma de rehenes, homicidio y rebelión.
López está detenido desde el pasado 16 de mayo para investigar su relación con un video hallado en un computador del ex jefe máximo de las FARC "Alfonso Cano" como prueba principal.
El video era la 'prueba reina'
La Dirección de Investigación Criminal (Dijin) de la Policía colombiana practicó también una prueba morfológica, pues en las imágenes también se advierte un perfil similar al de López, y de cotejo de voz, pero sólo habló de "coincidencias".
El pasado 25 de mayo, la Justicia colombiana pidió ayuda técnica al FBI, a solicitud del abogado del ex rehén, Alfredo Montenegro, para completar el cotejo de las voces.
En principio, ese video era la "prueba reina", recordó López el jueves en declaraciones a periodista, al señalar que después de que la Policía colombiana y la Oficina Federal de Investigaciones de EE.UU. (FBI) no encontraran coincidencias suficientes, la Fiscalía la calificó "solamente como guía investigativa".
El ex rehén consideró que "no hay garantías en este proceso para ejercer el derecho a la defensa" porque las pruebas que le favorecen han sido desestimadas por la Fiscalía y su abogado ha sido citado con demora a las declaraciones de cuatro "testigos mentirosos" que aparecieron en los últimos días.
López y sus once colegas fueron secuestrados el 11 de abril de 2002 por rebeldes que simularon ser militares que iban a realizar una operación antiterrorista en el edificio del Legislativo regional, acción en la que mataron a un policía.
En junio de 2007, las FARC mataron a once de ellos en medio de un incidente con otros insurgentes que los captores confundieron con militares.
López, como único sobreviviente, explicó tras su liberación unilateral en febrero de 2009 que se salvó de morir por haber estado entonces en otro campamento.
©EFE
Comentarios