Jóvenes latinos sufren más discriminación por parte de adultos, según estudio

EFE | Sep 14, 2010 | 3:28 PM

Más que los asiáticos

 
LOS ANGELES, California - Los hispanos sufren más discriminación por parte de los adultos que los asiáticos, según un estudio difundido hoy en el que se relaciona la discriminación con problemas de salud en los adolescentes y el bajo rendimiento académico.
La investigación realizada por la Universidad de California Los Ángeles (UCLA, en inglés), que se publica en la Revista Científica de Investigación sobre Adolescencia, analizó el impacto que sufren los jóvenes hispanos y asiáticos al ser discriminados.
Siete de cada 10 adolescentes hispanos reportó haber sufrido discriminación por parte de los adultos, mientras sólo un poco más de la mitad de los asiáticos informó este tipo de discriminación.
La directora de investigación, Virginia W. Huynh, profesora de psiquiatría en el Instituto Semel de Neurociencia y Comportamiento Humano de UCLA, destacó que la discriminación no proviene solamente de los compañeros de preparatoria sino también de parte de los adultos.
"En el estudio encontramos que mientras el 60 por ciento de los adolescentes reportaron sufrir discriminación por parte de otro jóvenes, el 63 por ciento reportó ser discriminado por los adultos", explicó a Efe Huynh.
Adicionalmente, el 12 por ciento de todos los estudiantes reportaron sufrir discriminación permanentemente, señaló.
Para la investigación fueron reclutados 601 estudiantes de último año de preparatoria divididos proporcionalmente entre hombres y mujeres, a quienes se les pidió que mantuvieran un registro diario de cualquier evento discriminatorio o comentario que experimentaran durante dos semanas.
De los estudiantes reclutados el 36 por ciento era de origen latinoamericano, el 43 por ciento asiático y el 19 por ciento europeo.
"El joven o la adolescente que son discriminados sufren un rechazo que, muchas veces no es abierto, pero no por eso menos efectivo", explicó a Efe la psicóloga Niza Rodríguez, especialista en familia, para quien la discriminación escolar es una de las formas más dañinas de abuso entre los adolescentes.
La investigación puso de manifiesto la relación directa entre la discriminación y el bajo rendimiento académico.
"El rechazo genera inseguridad y la inseguridad se manifiesta en los comportamientos académicos. Así los jóvenes discriminados participan menos en clase, se 'sienten' menos capaces de aprender, pierden la motivación por el estudio y los resultados académicos generalmente decaen", sostuvo Rodríguez.
Simultáneamente con el seguimiento de los hechos de discriminación, se pidió a los jóvenes que registraran en una escala de 1 a 4, cualquier síntoma físico como dolor de cabeza, problemas estomacales o malestar general.
De acuerdo con Andrew Fulign, también profesor del Instituto Semel y otro de los investigadores, el informe muestra que, como consecuencia de la discriminación no sólo bajan los niveles académicos y disminuye la autoestima sino que también aumentan la depresión y la insatisfacción y se presentan problemas físicos.
Los jóvenes que presentaron los más altos niveles de discriminación por parte de sus compañeros o de adultos, también reportaron más dolores físicos, y otros síntomas de malestar físico, al igual que más bajo rendimiento académico general.
El autor señaló que el fondo de todo es que "la discriminación es dañina" y trae consecuencias físicas y emocionales que se pueden reflejar en la edad adulta.
Para Rodríguez, la discriminación en la adolescencia es el equivalente al "bullying" (abuso físico por parte de compañeros más fuertes) que sufren muchos estudiantes en la escuela media.
"La discriminación que sufren algunos jóvenes por su raza o su origen étnico, es una forma sutil de 'bullying' que -sin presentar agresiones físicas- ofrece agresiones psicológicas muy dañinas para la autoestima del adolescentes", señaló.
©EFE
Commentarios