Sigifredo López, ex rehén FARC, denuncia irregularidades

EFE | Jun 21, 2012 | 3:30 PM

El hombre vinculado a la guerrilla pidió cambio de fiscales

BOGOTÁ - El ex diputado y ex rehén de las FARC Sigifredo López denunció irregularidades procesales en la investigación por la que la Justicia colombiana le tiene detenido y exigió garantías a través de un nuevo fiscal para demostrar que no urdió con la guerrilla su secuestro y el de once colegas en 2002.
López hizo estas declaraciones en varios medios colombianos después de que la Fiscalía confirmara el miércoles una medida de aseguramiento (detención preventiva) en su domicilio de la ciudad colombiana de Cali, hacia donde está previsto que viaje a lo largo del día desde Bogotá.
"Hay irregularidades procesales, no siento garantías con el fiscal 38 (encargado) y me siento como en un partido de fútbol donde han pitado en los primeros diez minutos cuatro penaltis inexistentes", advirtió López.
La Fiscalía detuvo el pasado 16 de mayo a López para investigar las coincidencias físicas y de su voz con las de un hombre que en un vídeo hallado en un computador guerrillero daba instrucciones para el secuestro masivo de doce legisladores regionales del Valle del Cauca de los que sólo el detenido sobrevivió.
En principio ese vídeo era la "prueba reina", recordó López al señalar que después de que la policía judicial colombiana y la Oficina Federal de Investigaciones de EU (FBI) no encontraran coincidencias suficientes, la Fiscalía la calificó "solamente como guía investigativa".
Pruebas que lo acusan
En su providencia, el ente acusador precisa que la decisión de mantener la detención de López reside en "una pluralidad de testimonios de personas que dan cuenta directa de la posible participación de López Tobón en los hechos que se le sindican", que considera coherentes y creíbles.
El ex rehén consideró que "no hay garantías en este proceso para ejercer el derecho a la defensa" porque las pruebas que le favorecen han sido desestimadas por la Fiscalía y su abogado ha sido citado con demora a las declaraciones de cuatro "testigos mentirosos" que aparecieron en los últimos días.
Esos testigos son ex guerrilleros que denunciaron supuestas conexiones entre López y miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) antes del secuestro masivo y un trato preferencial durante el cautiverio.
Además, López remarcó como "descabellada" la aparición de una nueva tesis: "que la idea del secuestro fue del Ejército de Liberación Nacional (ELN, segunda guerrilla colombiana) y la endosó a las FARC a través de Sigifredo López", dijo en tercera persona.
"Esos testimonios de esos bandidos son una red de mentiras, solo necesito tiempo y garantías para demostrar que esa red de mentiras y para demostrarle al país que Sigifredo López es un hombre de principios", aseveró.
El único sobreviviente
Por eso, López insistió: "yo respetuosamente pido al señor fiscal general (Eduardo Montealegre) que ponga aquí un jurista".
El ex rehén y sus once colegas fueron secuestrados el 11 de abril de 2002 por rebeldes que simularon ser militares que iban a realizar una operación antiterrorista en el edificio del legislativo regional de Cali, capital del departamento del Valle del Cauca, acción en la que mataron a un policía.
En junio de 2007, las FARC mataron a once de ellos en medio de un incidente con otros insurgentes que los captores confundieron con militares.
López, como único sobreviviente, explicó tras su liberación unilateral en febrero de 2009 que se salvó de morir por haber estado entonces en otro campamento.
El ente acusador de Colombia estudia su presunta responsabilidad en los delitos de homicidio agravado (por la muerte del agente de policía Carlos Alberto Cendalez Zúñiga), toma de rehenes, perfidia y rebelión.
©EFE
Commentarios