Cuba acusa a EU de 'nuevo atropello'

EFE | Jun 20, 2012 | 2:53 PM

Por multas a banco holandés ING

LA HABANA - El Gobierno de Cuba denunció que Estados Unidos ha cometido un "nuevo atropello" al multar de manera unilateral al banco holandés ING por tramitar transacciones financieras y comerciales de entidades de la isla prohibidas por el bloqueo contra el país caribeño.
"El Gobierno de Cuba denuncia ante el mundo este nuevo atropello, que constituye una burla al reclamo universal para que los Estados Unidos pongan fin a su política de bloqueo contra Cuba", indica una nota del Ministerio de Relaciones cubano publicada este miércoles en medios locales.
El pasado 12 de junio el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció una sanción de 619 millones de dólares al banco holandés ING por la violación de sanciones económicas impuestas por Washington contra Cuba, Irán, Sudán, Libia y Birmania.
Se trata de la "mayor multa" impuesta por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC, por sus siglas en inglés) por violar las sanciones "unilaterales" que Estados Unidos mantiene vigentes contra diversos países, según destaca la Cancillería cubana.
'Lenguaje amenazante e irrespetuoso'
En el caso de la isla, la multa a ING se produjo por "tramitar, de conjunto con sus subsidiarias en Francia, Bélgica, Holanda y Curazao, transacciones financieras y comerciales de entidades cubanas, prohibidas por la criminal política de bloqueo contra Cuba", señala la nota oficial cubana.
El Gobierno de Raúl Castro también critica que, al anunciar la sanción, el director de la OFAC, Adam Szubin, usó "un lenguaje amenazante e irrespetuoso, y puso en evidencia, una vez más, el carácter extraterritorial e injerencista de la política estadounidense".
La decisión de Washington se produjo después de que el Tesoro de Estados Unidos denunciase a la entidad financiera holandesa por "manipulación intencionada y supresión de información" sobre más de 20.000 transacciones financieras prohibidas con los citados países.
Según Estados Unidos, ING utilizó filiales de ese país para llevar a cabo estas transacciones entre 2002 y 2007, y eludir los controles impuestos por la nación norteamericana.
Las violaciones por parte de ING ascendían a $1,600 millones, dice Estados Unidos.
©EFE
Commentarios