Luka Rocco Magnotta, acusado de asesinato, fue extraditado a Canadá

EFE | Jun 18, 2012 | 1:34 PM

Acusado de homicidio en primer grado

El canadiense Luka Rocco Magnotta, acusado de asesinar y descuartizar a un estudiante chino con el que practicó supuestamente canibalismo, viaja de regreso a su país en un avión militar tras ser extraditado por Alemania, anunció hoy el Gobierno.
Los ministros canadienses de Justicia, Rob Nicholson, y de Seguridad Pública, Vic Toews, informaron en un comunicado de que Magnotta "fue sacado hoy de Berlín en un transporte militar canadiense bajo la custodia de la policía".
Magnotta estaba detenido en Alemania, a la espera de su extradición a Canadá, desde el pasado 4 de junio cuando el sospechoso del asesinato del estudiante Lin Jun, de 33 años, fue arrestado en un cibercafé de Berlín.
La Policía de Montreal ha acusado a Magnotta de homicidio en primer grado, comisión de actos indecentes con un cadáver y otros cargos tras la aparición a finales de mayo de restos humanos en paquetes postales y un torso humano en una calle de esa ciudad.
Según la policía, Magnotta, un modelo y actor porno de 29 de años, asesinó a Lin Jun el 24 ó 25 de mayo y posteriormente descuartizó su cuerpo, con el que practicó supuestamente actos de necrofilia y canibalismo.
Magnotta envió un pie y una mano por correo a las sedes del Partido Conservador y el Partido Liberal. La otra mano y pie de la víctima fueron enviadas también por correo a dos escuelas de Vancouver y descubiertas el pasado 5 de junio.
El torso decapitado de Lin Jun fue descubierto el 29 de mayo dentro de una maleta arrojada a la basura en las calles de Montreal. Al parecer, Magnotta huyó de Canadá el 26 de mayo en un vuelo de Montreal a París antes de que se descubriese el asesinato. Posteriormente, el sospechoso viajó a Berlín en autobús.
La policía también ha indicado que un vídeo que circula por internet recoge el asesinato, descuartizamiento, necrofilia y canibalismo cometidos por Magnotta.
Las autoridades canadienses todavía no han recuperado la cabeza de Lin Jun.
©EFE
Commentarios