Despiden a profesor por mostrar asesinato de Luka Rocco

AFP | Jun 18, 2012 | 12:49 PM

No se saben las causas

Un profesor de Montreal fue despedido por mostrar a sus alumnos de secundaria un video del asesinato y descuartizamiento de un estudiante chino, atribuido a un ex actor porno canadiense y divulgado en internet, dijeron las autoridades educativas.
El profesor de la escuela secundaria Cavelier-De Lasalle, en el sur de Montreal, fue despedido por "mostrar a sus alumnos un video cuyo contenido era al mismo tiempo inadecuado y ofensivo", señalaron.
La decisión de despedir al docente se debió "a la gravedad de lo que hizo" y a "su impacto en los estudiantes involucrados", dijo la junta escolar local en un comunicado.
El maestro, que no fue identificado, mostró el video a una clase de jóvenes de 15 años el 4 de junio, indicó la junta escolar.
Ese fue el día en que Luka Rocco Magnotta, conocido como el 'Psicópata canadiense', fue detenido en Berlín después de huir de Canadá.
Magnotta es acusado de haber apuñalado a Lin Jun -un chino que estudiaba en la Universidad Concordia de Montreal- con un picahielo, antes de descuartizarlo y enviar partes de su cuerpo a las sedes de los partidos políticos federales y a dos escuelas en Vancouver. La cabeza de Lin todavía no ha sido recuperada.
El profesor expresó su pesar en un correo electrónico a las autoridades escolares, pero no explicó por qué mostró el video, publicado en internet después del crimen, que se cree tuvo lugar en la noche del 24 de mayo.
El docente fue suspendido inmediatamente después de que un estudiante, traumatizado por las imágenes, informara al subdirector de lo ocurrido. La junta dijo que se ofreció asesoramiento psicológico a los alumnos de esa clase. La policía había advertido sobre el contenido obsceno del video.
Magnotta huyó a Francia y después a Alemania y fue arrestado en Berlín después de que Interpol emitiera una orden de captura internacional en su contra.
Debe ser extraditado a finales de este mes para afrontar los cargos de asesinato en primer grado, ultraje de un cuerpo humano y publicación de material obsceno.
©AFP
Commentarios