Los conservadores van ganando los comicios griegos

EFE | Jun 17, 2012 | 3:10 PM

El cómputo llegó al 30 por ciento

ATENAS - La formación conservadora Nueva Democracia (ND), encabezada por Andonis Samarás y partidaria de continuar en el euro, fue el domingo el partido más votado en las elecciones legislativas griegas, según los primeros resultados oficiales con el 30 % de los votos escrutados.
Según estos datos, ND obtendría el 30.61 por ciento de los votos, mientras que la coalición de izquierda Syriza se quedaría con el 25.83 por ciento de los sufragios.
El escrutinio está de momento mucho más avanzado en las zonas rurales, eminentemente conservadoras, por lo que los porcentajes pueden variar a favor de Syriza conforme se sume el voto urbano, donde la formación de izquierdas tiene más respaldo.
Según una estimación de resultados de Syngular Logic, la empresa que se encarga de computar los votos, ND logrará al final del recuento 128 escaños; Syriza 72; Pasok, 33; Griegos Independientes, 20; Amanecer Dorado, 18; Izquierda Democrática, 17, y el Partido Comunista, 12.
Atravesando profunda crisis
ND, que participó en el gobierno de coalición con el Pasok dirigido por Lukás Papadimos, es partidaria de seguir en el euro y apoyó las medidas de austeridad exigidas por la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) a cambio de un rescate financiero a Grecia, aunque ahora pretende una renegociación de sus términos.
Con estos resultados, ND y Pasok, socios en el anterior Gobierno que pactó las medidas de austeridad con la UE, obtendrían juntos 161 escaños, por encima de la mayoría absoluta (151), lo que les permitiría formar un gobierno de coalición.
Cerca de 9.9 millones de griegos estaban llamados a votar en estas elecciones después de que en las elecciones del pasado 6 de mayo la fragmentación del Parlamento salida de las urnas impidiese la formación de gobierno.
Esta cita con las urnas está considerada como crucial para el futuro político y económico de Grecia dada la muy delicada situación financiera del país, abrumado por una elevada deuda soberana y un visible empobrecimiento de la población, y cuyo resultado puede condicionar el futuro del euro y la evolución de la crisis de la deuda de la eurozona.
Grecia ha entrado en su quinto año de recesión y se enfrenta a unas duras medidas de austeridad impuestas por los acreedores internacionales para recibir créditos destinados a satisfacer su deuda.
©EFE
Comentarios