Golpe al narco latinoamericano en España

EFE | Jun 16, 2012 | 3:42 PM

Fue desmantelada una red internacional

BARCELONA - Las policías española y catalana han desmantelado una red internacional dedicada al tráfico de cocaína, una operación en la que se ha detenido, en los últimos dos meses, a 36 personas de diversas nacionalidades, muchas de ellas latinoamericanas.
En un comunicado policial, se precisa que a los detenidos, entre los que hay ciudadanos españoles, bolivianos, venezolanos, brasileños, uruguayos, dominicanos, colombianos y rumanos, se les imputan delitos de tráfico de sustancias estupefacientes, organización criminal, blanqueo de capitales, falsificación de documentos y tenencia ilícita de armas.
Las detenciones y desmantelamiento de la banda, que se dedicaba a introducir y distribuir cocaína en Cataluña (nordeste español), han tenido lugar a raíz de una investigación que se inició en octubre del año pasado.
La organización desarticulada utilizaba aeropuertos, puertos, paquetería postal y correos humanos para introducir la droga que procedía de Bolivia.
Con antecedentes penales
En la operación, en la que también ha participado la Policía Judicial del aeropuerto de El Prat, en Barcelona, han sido incautados 83 kilos de cocaína, dos kilos y medio de hachís, sustancias químicas para tratar la cocaína, más dinero en efectivo, unos 60 teléfonos móviles, cuatro vehículos, municiones y documentación relacionada con el blanqueo de dinero.
De los 36 detenidos a lo largo de los dos últimos meses, 28 han ingresado ya en la cárcel.
El pasado mes de marzo, dentro de esta operación se interceptó en Sao Paulo (Brasil) a un hombre de nacionalidad española que iba a viajar a Barcelona con unos ocho kilos de cocaína en su equipaje.
La operación, bajo secreto de sumario, continuó en los meses siguientes hasta la desarticulación de la banda criminal que introducía la droga en Cataluña y blanqueaba el dinero obtenido de su actividad delictiva.
Según la nota policial, los jefes de la organización son originarios de Bolivia y eran los destinatarios finales de la droga.
©EFE
Comentarios