Dreamers aplauden a Obama y le agradecen la oportunidad de soñar

Univision.com* | Jun 15, 2012 | 1:31 PM

Organizaciones pro inmigrantes urgen ahora al Congreso para que debata y apruebe el DREAM Act cuando antes

Dreamers y organizaciones pro inmigrantes aplaudieron el anuncio hecho por la Administración del Presidente Barack Obama, que frenó temporalmente la deportación de jóvenes indocumentados que ingresaron siendo niños al país y carecen de antecedentes criminales.
“Estamos Muy Felices”, dijo a Univision.com Carlos Pereira, director del Centro de Orientación del inmigrante (CODI) en Miami, Florida, y padre de dos estudiantes que califican para recibir el beneficio. “La noticia nos ha impactado. Este era un viernes como cualquier otro, pero nos cambió la vida”.
“Nuestros hijos podrán estar tranquilos, con paz en su mentes y sus corazones, continuar sus estudios y saber que no corres el riesgo de salir, de ser deportado a un país que ni siquiera conoces. La separación de tus seres queridos es una de las grandes dificultades que siempre rodeaba la mente de estos chicos”, dijo el activista.
¿Qué opina del alivio administrativo para estudiantes indocumentados anunciado por el gobierno de Obama? Participe en el Foro de Inmigración.
"Muchas gracias"
Algunos con lágrimas y otros en silencio, temerosos, responden las llamas telefónicas… “Cuando supe la noticia esta mañana, estaba muy feliz. Y no sólo por mí y mi familia, sino por todos los niños que se van a salvar de ser deportados”, dijo a Univision.com el inmigrante José Manuel Machado.
“Yo estoy estudiando. Llegué a Estados Unidos en 2011 cuando tenía 11 años de edad. Todo este tiempo he vivido con miedo a que me arresten y le lleven. Han sido años difíciles, pero a partir de ahora podemos soñar. Este es el primer paso. Me imagino que después de esto uno podrá recibir su licencia y un permiso de trabajo. Y dejar atrás el temor, como hemos sentido todos quienes no teníamos papeles”, dijo.
Tras una pausa, dijo: Muchísimas gracias, Señor Presidente. Gracias por esa oportunidad, un gracias de parte de todos los hispanos. Vamos a saber aprovechar este momento para cumplir nuestros sueños”.
Estadounidenses de corazón
Alex Martinez tiene una orden de deportación activa. “Me siento muy feliz. Me gustó la noticia, mucho. La mayoría de nosotros venimos a Estados Unidos de niños, a estudiar y trabajar. Este es nuestro país, pensamos y sentimos como cualquier otro estadounidense, pero no tenemos papeles”.
Martínez estudia para ser cocinero. “Quiero ser chef, tener mi propio negocio y atender a la gente. Ahora podré hacerlo. Me contactaré con la organización que me ayuda para conocer qué debo hacer y pedir mi permiso de trabajo. Esa es mi meta, ser alguien, ser libre, sentirme como cualquier otro ciudadano de Estados Unidos”.
El Departamento de Seguridad nacional (DHS) explicó el viernes que la medida beneficia a jóvenes que cumplen con varios criterios clave y que serán considerados para recibir alivio contra la deportación o contra el inicio del proceso de deportación.
Añadió que aquéllos que demuestren que cumplen con los criterios serán elegibles para recibir la acción diferida durante un período de dos años, sujeto a renovación, y serán elegibles para solicitar la autorización de empleo.
Medida inteligente
El alivio administrativo otorgado por el gobierno a los dreamers (soñadores) también recibió el aplauso de las principales organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes indocumentados y que luchan por una reforma migratoria comprensiva.
"Este es un gobierno de acción inteligente”, dijo Ali Noorani, director ejecutivo del Foro Nacional de Inmigración (NIF). “Aplaudimos a la administración Obama por permitir que jóvenes indocumentados no sean deportados” y puedan conseguir un permiso de trabajo.
La medida, anunciada por la jefa de la seguridad de Estados Unidos, Janet Napolitano, favorece a jóvenes que ingresaron al país antes de cumplir los 16 años de edad, tienen menos de 30 años, carecen de antecedentes criminales y han permanecido de manera ininterrumpida en el país por los últimos cinco años a partir del 15 de junio de 2012.
La decisión les otorga un freno temporal de la deportación y una autorización de empleo temporal por dos años.
“Estos jóvenes son estadounidenses en todos los sentidos, excepto en su estatus migratorio”, dijo Noorani.
Presión en aumento
La protección de los dreamers se incrementó en el curso de 2012. El senador Marco Rubio (republicano de Florida) había anunciado un proyecto (todavía no escrito) para otorgarles algún tipo de beneficio pero sin ciudadanía, mientras que el representante David Rivera (republicano de Florida) presentó ante la Cámara la iniciativa Studying Towards Adjusted Residency Status Act (STARS), que de ser aprobada concedería un estado temporal de residencia a jóvenes de hasta 19 años o que ingresan a la universidad para estudiar una carrera de cuatro años, y a jóvenes de 21 años de edad o menos que tienen una orden de salida voluntaria de Estados Unidos.
Noorani dijo que el alivio administrativo decretado por el Presidente se enmarca dentro de la ley y que, sin duda, se trata de una medida clave, pero advirtió que es frágil y urgió al Congreso a que actúe a favor de la aprobación del DREAM Act.
“Esta nueva política es una medida inteligente de aplicación de la ley. E importante, porque otorga a los jóvenes inmigrantes indocumentados la esperanza que necesitan para mantenerse fuera de problemas (ser deportados) y alcanzar sus sueños”, dijo el Procurador General de Utah, Mark Shurtleff.
Shurtleff apuntó que sus hijos son tan estadounidenses como los dreamers, y subrayó que la medida no sustituye la acción que debe tomar el Congreso. “Más bien debe inspirar a nuestros legisladores a superar la inercia y el estancamiento partidista y avanzar hacia una reforma migratoria que daría lugar a una nueva generación de soldados, científicos, ingenieros y empresarios. El DREAM Act servirá a los intereses de todas las familias estadounidenses".Sueño hecho realidad
Sueño hecho realidad
El American Immigration Council se sumó a los aplausos a la Administración y celebró la medida que ayudará y protegerá a miles de jóvenes indocumentados.
Dijo que si bien no se trata de un estado legal permanente o la ciudadanía, “es una manera de permitir a esos jóvenes, que han estado en este país desde que eran niños, completar su educación, continuar con su servicio militar o comenzar sus carreras en la universidad”.
El gobierno anunció que la acción diferida entra en vigor de inmediato y que se analizará caso por caso.
Agregó que si bien la medida no es definitiva, permitirá crear el espacio necesario en el Congreso para permitir la elaboración de una solución más permanente y que dará a los beneficiarios un estado legal duradero.
"La Administración actuó con responsabilidad y pasión a una crisis humanitaria cada vez mayor, compuesta por miles de jóvenes indocumentados cuyos talentos y energía increíblemente valiosos a este país, languidecían mientras el Congreso se niega a actuar sobre el DREAM Act”, dijo Benjamín Johnson, director ejecutivo del American Immigration Council.
Agregó que el gobierno “ha reconocido que existe un apoyo bipartidista en el Congreso para abordar esta cuestión y está dando el tiempo para el Congreso llegue a un consenso”, y dijo que con este plan se benefician “los jóvenes cuyo futuro ya no quedará en suspenso, los miembros del Congreso de ambos partidos interesados en el desarrollo de soluciones reales y el público estadounidense, que merece una conversación más significativa en materia de inmigración”.
Sentido común
Para el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, el alivio administrativo anunciado por la Administración Obama, de poner fin a “las deportaciones de jóvenes inocentes que tienen el potencial de impulsar la economía del mañana, es desde hace mucho tiempo una medida de sentido común”.
Señaló que “tenemos un sistema migratorio que está asfixiando nuestro crecimiento económico, espantando a los empresarios que pueden crear puestos de trabajo y ahuyentando a las personas con talento necesitan las empresas para tener éxito y crecer”.
“La política de inmigración inteligente protege nuestras fronteras al tiempo que garantiza que Estados Unidos sigue siendo el destino para todos aquellos dispuestos a trabajar duro y soñar en grande”, subrayó Bloomberg.
Dijo además que el paso dado por Obama “romper el bloqueo de Washington sobre la inmigración”, un asunto que “ha paralizado la economía e hizo que Estados Unidos sea menos competitivo en el mercado global".
Paso "audaz"
Deepak Bhargava, Director Ejecutivo del Center for Community Change (Centro para el Cambio Comunitario –CCC-) elogió la decisión del Presidente Obama de suspender la deportación de estudiantes indocumentados y lo tildó como un acto histórico de liderazgo moral que representa un momento crucial en el debate sobre la política migratoria.
“El Presidente demostró que apoya a nuestros hijos. Tanto inmigrantes como todos los estadounidenses deben agradecerle al Presidente por su audaz acto para defender nuestros valores y proteger a nuestros hijos”, dijo Bhargava.
Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes en Los Angeles (CHIRLA),  declaró que “sabíamos que se podía, señor Presidente” y dijo que de ahora en adelante los estadounidenses cuando volteen la mirada hacia el 15 de junio “verán este día con orgullo, porque se les permitió a estos jóvenes contribuir plenamente al crecimiento, la prosperidad y la fortaleza de nuestra gran nación”.
La activista agregó que “la reforma migratoria es la solución que buscamos, pero esta oportunidad es lo mejor que le puede pasar a los estudiantes y sus familias”.
Myrna Ortiz, coordinadora y organizadora de CHIRLA, declaró que “por fin estamos todos en la misma página, mientras que Justino Mora, dirigente de la campaña por el DREAM Act., precisó que “hoy vemos un cambio importante en el compromiso de la Administración de Obama hacia los derechos civiles y la justicia social para las familias y jóvenes inmigrantes indocumentados”.
“Nos devuelven el futuro”, puntualizó.
Los beneficiados
Hasta 1,4 millones de niños y adultos jóvenes indocumentados que viven en Estados Unidos podrían beneficiarse del alivio administrativo anunciado por la Administración del Presidente Barack Obama, estimó el Pew Hispanic Center, un grupo privado de Washington que estudia los movimientos migratorios.
Señaló que la cifra incluye a  700 mil inmigrantes no autorizados de edades comprendidas entre los 18 y los 30 años que entraron a Estados Unidos siendo niños y actualmente están matriculados en una escuela o se han graduado de la escuela secundaria.
Y que adicionalmente hay otros 700 mil que tienen menos de 18 años de edad y asisten al colegio.
El estimado de 1.4 millones representan aproximadamente el 12% de los 11,2 millones de inmigrantes indocumentados que viven en el país, cifra que fue actualizada en 2010, dijo el Pew.
Entre los 1,4 millones de beneficiarios potenciales, el 70% es originario de México.
©Univision.com*
Commentarios