Florida demanda a agencia federal en su empeño por depurar padrón electoral

AFP | Jun 11, 2012 | 7:20 PM
Florida demandó el lunes al Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos en un intento por continuar con la depuración de su registro electoral, que podría arrebatarle el derecho al voto a cientos de ciudadanos elegibles para ir a las urnas.
En la demanda presentada el lunes, el gobierno de Florida reclamó al Departamento de Seguridad Interior no haberle proporcionado acceso a la base de datos necesaria para verificar el estatuto migratorio y ciudadanía de cada uno de los individuos que viven en el estado.
"Durante casi un año, el Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos no ha cumplido con su obligación legal de proporcionarnos la información necesaria para identificar y eliminar a los votantes no elegibles de las listas de votantes de Florida," dijo el secretario de Estado de Florida, Ken Detzner, en un comunicado.
"No podemos permitir que el gobierno federal postergue nuestros esfuerzos para preservar la integridad de las elecciones de Florida por más tiempo", por ello "hemos presentado una demanda para asegurar que la ley se lleve a cabo y que somos capaces de cumplir con nuestra obligación de mantener el padrón electoral preciso y actualizado", precisó la nota.
A principios de mayo, las autoridades electorales de Florida revelaron a la prensa que hallaron 2.600 personas registradas para votar que no serían estadounidenses, y anunciaron que estaban revisando los datos de otras 180 mil para limpiar las listas de electores, en las que figuran unos 12 millones de votantes.
A día de hoy, según el Estado, se han hallado unas 87 personas no ciudadanas en en el padrón electoral.
La depuración provocó quejas por parte de ciudadanos estadounidenses de origen hispano y afroamericanos en su mayoría, quienes recibieron cartas pidiéndoles confirmar su ciudadanía o ser excluídos del registro electoral y temían no cumplir a tiempo con los requisitos para votar en las elecciones estatales de agosto y en las presidenciales del 6 de noviembre.
Ante esta polémica, el Departamento de Justicia de Estados Unidos pidió hace dos semanas a las autoridades de Florida suspender la depuración del registro electoral, alegando que el proceso de limpieza del padrón electoral viola la Ley Nacional de Registro Electoral, la cual estipula que cualquier cambio al padrón debe detenerse 90 días antes de una elección.
En Florida se celebrarán elecciones primarias para los puestos legislativos locales el 14 de agosto, por lo tanto cualquier depuración del registro electoral podía realizarse hasta el 16 de mayo.
"Tenemos derecho a la base de datos", dijo el lunes el gobernador republicano del estado Rick Scott en un programa de la cadena Fox News.
"La purga de votantes del gobernador Scott ha sido una pesadilla colosal desde el principio y ahora su táctica es la de tratar de culpar a otros por su error", dijo en un comunicado Howard Simon, director ejecutivo de la Unión de Libertades Civiles (ACLU) de Florida.
Afirmar que "necesita la información del Departamento de Seguridad Interior para justificar su depuración ilegal de votantes es un reconocimiento de que él estaba usando datos incorrectos, afectando a los ciudadanos elegibles de las listas de votantes en el primer lugar", apuntó el activista.
Si usted tiene alguna duda sobre su derecho al voto no deje de comunicarse con la coalición Ya es Hora al 1-888-VE-Y-VOTA (1-888-839-8682).
©AFP
Commentarios