Transexuales latinos alzan la voz en NY

ImpreMedia Digital, LLC | Jun 08, 2012 | 10:05 AM

Recibieron insultos por parte de la Policía

Nueva York - La comunidad transgénero latina de Jackson Heights asegura sufrir abusos aún más graves por parte de la Policía de Nueva York mediante el "Stop and Frisk" (detención y cacheo) que el resto de colectivos perjudicados por esta práctica.
Más de una decena de hispanas transexuales detallaron casos en la sede de la organización "Make the Road New York", en los que dicen haber sufrido —además de discriminación racial— acoso sexual, abuso físico, denigración y arrestos en los que fueron falsamente acusadas de prostitución.
Una de ellas, Divay Méndez, transexual mexicana de 44 años, relató como en una noche de 2008 fue arrestada por una patrulla mientras compraba tacos para comer, sólo por llevar preservativos encima.
"Me acusaron de ser una trabajadora sexual, pero yo llevaba los condones en el bolso únicamente para protegerme del Sida", dijo Méndez. "Me esposaron, me tiraron al suelo, y me quitaron la peluca que llevaba para denigrarme", agregó.
Estos arrestos por prostitución, aunque luego no se encuentren pruebas para presentar cargos, pueden acarrear ahora "un grave perjuicio", advierte la comunidad transgénero hispana. Con la reciente implantación del programa "Comunidades Seguras" en Nueva York, sólo por ser detenidas, aunque sea injustamente, su situación migratoria es chequeada automáticamente en el Departamento de Inmigración y Aduanas y pueden ser deportadas si se encuentran irregularidades.
Algunas de ellas se quejaron también de recibir insultos por parte de la Policía y de tocamiento de genitales para comprobar su género.
Marcia Fuentes, mujer transgénero de El Salvador, contó como en una ocasión un agente, que además era latino, la insultó después de vaciarle violentamente todo el contenido de su bolso en el suelo y la gritó que "si te vuelvo a ver, te golpearé hasta meterte el pie por el horto".
"Todo el tiempo me amenazan con cosas como 'Vete a casa y dile a tus amigas que también se vayan o las arrestaremos", dijo Fuentes.
El colectivo demanda, entre otras cosas, que se apruebe la proposición del concejal Jumanee Williams para que en la regulación de la práctica del "Stop and Frisk", además de prohibir la discriminación racial, se incluya también la condena a la homofobia y a la transfobia. Una de sus mayores preocupaciones también es que se apruebe una ley de "No a los condones como evidencia", para proteger a las personas de ser arrestadas en base a trabajo sexual por el mero hecho de llevar encima dos o más preservativos.
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios