Muestran foto de Ronald Poppo antes del ataque caníbal

Univision.com | Jun 03, 2012 | 12:09 PM
Nick Carlesi, un estudiante de 21 años que recién se graduaba de la escuela secundaria Palmetto Senior, tomó una fotografía a Ronald Poppo, de 65 años, la víctima del ataque caníbal perpetrado por el afroamericano Rudy Eugene.
Era la noche del 14 de abril del 2012 cuando Nick Carlesi, amante de la fotografía, vio a un vagabundo sonriente que se encontraba con apariencia feliz.
Eso fue lo que le llamó la atención a Nick Carlesi. La felicidad en el rostro de Ronald Poppo, relató, en exclusiva, al diario El Nuevo Herald.
"Parecía ser el vagabundo más feliz que he visto en mi vida’’. Así que le preguntó si podía tomarle una fotografía. El vagabundo dijo que sí y empezó a posar.
El muchacho lo fotografió con su Iphone 4s sin saber, en ese momento, que tal vez estaría tomando la última foto del rostro de Ronald Poppo, quien quedó desfigurado tras ser atacado, a mordidas y golpes, por 'el caníbal de Miami'. 
Uno de los extremos de la foto muestra arrugas profundas entre las cejas pobladas de Poppo, pliegues debajo de sus ojos oscuros, y apenas el esbozo de una sonrisa, relató El Nuevo Herald.
Carlesi, también graduado de la secundaria Palmetto Senior en 2009, publicó la foto en su Facebook y en su página web, nickcarlesiproductions.com, junto con otras imágenes que muestran la puesta de sol, animales, la luna y mujeres hermosas.
Carlesi no sabía que Poppo había sido el hombre atacado por Rudy Eugene hasta que vio las fotos publicadas por los medios, entonces cayó en cuenta que era el mismo hombre que había fotografíado.
"No me pareció un loco. No olía mal para ser un vagabundo", dijo el muchacho a El Nuevo Herald.
"Parecía que era un buen tipo’’, dijo Carlesi. "Me sentí mal. Parecía estar feliz, y luego un loco se comió su cara. Es horrible’’, finalizó con El Nuevo Herald.
La recuperación de Ronald Poppo
Los médicos que atienden a Ronald Poppo, durante su estancia en el Hospital Jackson Memorial de Miami en su recuperación, han declarado que ésta será lenta y complicada.
“Es un caso muy difícil, pero es importante destacar que contamos con el equipo de especialistas que va a requerir este largo proceso para después determinar los procedimientos de reconstrucción a seguir”, explicó Seth Thaller, director de Cirugía Plástica y Reconstructiva de la Escuela de Medicina Miller de la Universidad de Miami a El Nuevo Herald.
Respecto a su recuperación, el especialista indicó al diario estadounidense que se pueden poner injertos pero que este tratamiento sería muy costoso, alrededor de unos $350 mil.
“En la mayoría de los casos siempre existe la posibilidad de los injertos de piel y de hueso provenientes de otras partes del cuerpo, pero todo depende de cómo evolucionen sus heridas”, explicó. “Por otra parte, el trasplante completo de rostro es complicado, sólo se han hecho dos o tres en el mundo, no se hacen en Miami y el costo es muy elevado”, aclaró a El Nuevo Herald.
Indicó que además de las graves heridas, uno de los impactos más grandes en la recuperación del paciente, es el efecto psicológico.
“Primero va a tener que lidiar con el trauma del ataque del que fue víctima y luego con la pérdida de su rostro, que es su forma de identidad. Lo siguiente es cómo va a funcionar en la sociedad que reacciona ante su rostro desfigurado”, explicó el doctor Ihsan Salloum, profesor de siquiatría y ciencias del comportamiento en la Escuela Miller al diario de Miami, Florida.
©Univision.com
Comentarios