Insisten en cuestionar beneficios para inmigrantes

ImpreMedia Digital, LLC | May 31, 2012 | 8:49 AM

Casos de fraude aumentan la presión política a legisladores federales

WASHINGTON, D.C. - En año de elecciones, el Congreso decidió aumentar el énfasis en los beneficios para hijos de inmigrantes y seguridad fronteriza.
Senadores se han embarcado en un nuevo intento para eliminar el crédito tributario por hijos, mientras la Cámara de Representantes debatió el miércoles nuevas propuestas para asegurar la frontera.
Es una frase típica en Washington. "En año de comicios presidenciales, nada se logra concretar en el Capitolio". En la mayoría de los casos es cierto, cuando se habla de grandes proyectos. Sin embargo, con medidas de envergadura más pequeña y sobre todo, que apelan a los votantes más esquivos, la historia es diferente.
¿Qué opina de la iniciativa presentada por el grupo de senadores republicanos? Participe en el Foro de Inmigración.
Iniciativa republicana
En el Senado, los republicanos David Vitter (Luisiana), Jeff Sessions (Alabama) y Marco Rubio (Florida), quieren limitar el acceso de inmigrantes indocumentados al Crédito Tributario por Hijo (CTC). Este beneficio asciende a un promedio de $1,800 por hogar.
Las personas sin papeles utilizan un Número de Identificación Personal del Contribuyente (ITIN). Esta es la única manera en que pueden reportar sus impuestos y recibir la garantía en nombre de sus hijos ciudadanos.
Organizaciones comunitarias como el Consejo Nacional de la Raza (NCLR), calculan que cambios en el acceso afectarían a dos millones de familias de bajos ingresos que utilizan este crédito, y que un 80% de todos los niños perjudicados serían latinos.
NCLR insistió en que si los proyectos de ley avanzan, "eliminarían este crédito para más de 4.5 millones de niños ciudadanos que viven en familias inmigrantes".
Debate viejo
Esta no es la primera vez que se quiere eliminar CTC. Sin embargo, el impulso que ha tomado el tema -por un caso de fraude-, ha dado un protagonismo inusual al debate.
Indianápolis, en Indiana, fue el centro de la polémica. La prensa local, destapó el caso de un preparador que estaba mandando aplicaciones al Servicio de Impuestos Internos (IRS) a nombre de niños que vivían en México.
"El abuso de beneficios tributarios es una de las cosas más ridículas que suman a nuestro déficit federal e incentivan a los inmigrantes ilegales a venir a Estados Unidos. Tenemos una solución a este problema, que causa pérdidas de $4,200 millones", declaró Vitter, en el pleno del Senado.
Presión de votantes
"Este caso de fraude ha sido visto millones de veces en Estados Unidos, a través de Internet y ha generado mucha presión por parte de los votantes, en todos los senadores, incluso entre demócratas", opinó Leticia Miranda, Asesora Principal, Política de Seguridad Económica, NCLR.
"No vemos esto como un intento de las familias hispanas de caer en abusos. Este es un proceso complejo de seguir. Algunos preparadores de impuestos, sin escrúpulos, buscan reunir más dinero en devoluciones para elevar los costos de sus servicios", comentó Sean Noble, Director, Política y Investigaciones, National Community Tax Coalition.
"La propuesta de Rubio le exige a los trabajadores inmigrantes enviar, junto a su declaración de impuestos, documentos que prueben que son elegibles para trabajar. El proyecto de ley de Vitter, demanda a todos quienes apliquen al crédito, tener un número de seguro social", explicó Miranda.
Nuevas regulaciones
Por lo pronto, según Noble, el IRS está implementando nuevas regulaciones para asegurarse que los preparadores de impuestos estén bien entrenados, registrados y que mantengan una educación continua para mantenerse al día.
En tanto, en la Cámara de Representantes el miércoles comenzó la consideración de dos proyectos de ley de seguridad fronteriza. El primero titulado "Asegurar la frontera 2011" exige al gobierno presentar un plan para una estrategia detallada sobre requerimientos de personal, inversiones en tecnología e infraestructura, así como un plazo definido para su implementación.
La Administración, por su parte, ha insistido hasta el cansancio que la frontera está más segura que nunca antes y que no es necesario sumar recursos, ni medidas nuevas en el área.
Un segundo proyecto de ley titulado "Jaime Zapata", en honor al agente del Servicio de control de Inmigración y Aduanas (ICE) asesinado en México, busca incrementar la cooperación e información compartida entre agencias de seguridad locales, federales y estatales, para elevar la vigilancia en la frontera.
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios