Voto hispano en Carolina del Norte se duplica y fortalece para noviembre

EFE | May 24, 2012 | 11:27 AM
 
Charlotte, Carolina del Norte - El porcentaje de votantes hispanos en Carolina del Norte, considerado un estado clave para la elección presidencial de 2012, se duplicó en cuatro años, según un análisis reciente del Instituto de Estudios Sureños.
El reporte, basado en las cifras de la Junta Electoral Estatal, destacó una nueva realidad de este estado del sur: Su población electoral es cada vez más diversa.
En 2008, habían hasta el mes de mayo 44.719 hispanos registrados (0,8 por ciento del padrón electoral) y para la misma fecha de este año llegó a 91.554 (1,5 por ciento), en contraste con 41.897 de 2006 y 10.112 de 2004.
Asimismo, la categoría de "otros", que incluyen a electores no blancos, negros, indios nativos, y de múltiples razas aumentó un 252 por ciento.
De acuerdo con el análisis, el número de votantes en Carolina del Norte que no se identificaron como blancos creció 5,6 por ciento desde la última elección presidencial, para representar el 29 por ciento del total de los votantes.
A pesar de ello, el voto blanco sigue siendo muy fuerte (73 por ciento) de los 6.303.652 millones registrados del estado.
Este aumento ha acercado a Carolina del Norte a tener cifra muy parecidas a estados como Florida, donde el número de votantes de color aumentó 2,2 por ciento entre julio de 2008 y enero de 2012, pero siguen representando el 30 por ciento de los inscritos, según el reporte.
"Esto es un logro significativo que se debe a varios factores", afirmó Carlos Casallas, coordinador de proyectos especiales de la Junta Electoral Estatal de Carolina del Norte.
"Hispanos de otros estados se están mudando a la zona e inscribiéndose para votar, campañas de registro en la comunidad, naturalizaciones de inmigrantes residentes, y los jóvenes de 18 años están más animados a participar en el proceso electoral", apuntó.
El Censo 2010 reveló un crecimiento significativo de la población latina de 111 por ciento durante la última década para llegar a 800.120 personas, lo que representa el 8,4 por ciento de sus residentes, la población de mayor crecimiento del estado.
Los mexicanos siguen siendo el grupo de inmigrantes más numeroso de la zona (486.960), pero los puertorriqueños aumentaron 115 por ciento para sumar 71.800.
En cuanto al registro por partidos, hay 43,8 por ciento hispanos demócratas, 18,5 por ciento republicanos, 37 por ciento sin afiliación política, y 0,54 por ciento libertarios.
"El trabajo de 22 años de registrar a los hispanos y motivarlos para que vayan a las urnas a depositar su voto finalmente ha dado sus frutos", enfatizó Germán De Castro, del grupo de Votantes Hispanos de Mecklenburg, donde se ubica Charlotte, sede en septiembre de la Convención Nacional del Partido Demócrata (DNC).
"Estas cifras llamarán la atención a los partidos y seguro pondrán más atención a nuestra comunidad, enviando a equipos de trabajo para buscar el apoyo, pero nuestro reto será demostrar nuestro poder votando el próximo 6 de noviembre", enfatizó.
De Castro recordó que las pasadas elecciones los hispanos en Carolina del Norte demostraron lo que pueden lograr, porque por escasos 14.177 votos, el entonces candidato demócrata Barack Obama se llevó el estado, hecho que no ocurría desde 1976.
Un análisis postelectoral del Centro de Política de Inmigración (IPC), con sede en Washington DC, resaltó que los 20.468 hispanos que votaron fueron "imprescindibles" para que Obama se llevara el estado "Tar Heel" y llegara a la Casa Blanca.
La historia podría repetirse si continúa -como hasta ahora- el aumento estable de registro de votantes pertenecientes a minorías.
©EFE
Comentarios