Un muerto y trece heridos en dos ataques rebeldes en Colombia

EFE | May 20, 2012 | 2:26 PM

Atentados en Caquetá y Santander

BOGOTÁ - Un policía colombiano murió el sábado mientras otros ocho uniformados y cinco civiles resultaron heridos a manos de guerrilleros de las FARC en hechos ocurridos en el sur y el noreste del país, informaron fuentes de las fuerzas de seguridad.
Los ataques se registraron en las conflictivas zonas rurales de los departamentos del Caquetá (sur) y Norte de Santander (noreste), y en ambos casos se trató de emboscadas de los insurgentes.
En un primer caso, rebeldes del frente quince de las FARC causaron la muerte de un policía y heridas a otros dos uniformados y a un civil en San Antonio de Getuchá, aldea de la localidad caqueteña de Milán.
El comandante regional de la Policía Nacional, el coronel Carlos Alberto Vargas, explicó a la prensa en Florencia, la capital departamental, que unos rebeldes vestidos de civil dispararon contra una patrulla en el puerto del caserío sobre el río Orteguaza.
En el ataque murió un cabo y resultaron heridos un teniente y un auxiliar de policía, así como un estudiante universitario, agregó Vargas, quien indicó que todos ellos fueron trasladados a Florencia.
Cilindros de gas y explosivos
La otra acción rebelde se presentó en el Mirador de las Palmas, paraje rural del caserío de La Gabarra, en el municipio nortesantandereano de Tibú, fronterizo con Venezuela.
Una fuente de la Dirección Antinarcóticos (Diran) de la Policía Nacional dijo a Efe en Bogotá que los uniformados heridos pertenecen al Escuadrón Móvil de Carabineros (Emcar).
Esta fuerza presta seguridad a las brigadas de civiles que desde hace varias semanas erradican a mano cocales en esa zona de Norte de Santander.
La fuente dijo que los insurgentes utilizaron en el ataque cilindros de gas doméstico cargados con explosivos.
Las deflagraciones causaron heridas a seis carabineros y a cuatro civiles, quienes fueron evacuados en helicópteros e ingresados en centros médicos de la ciudad limítrofe de Cúcuta.
El ataque fue atribuido al frente 33 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), reducto que en las últimas cuatro semanas ha lanzado en la región cuatro acciones de la misma naturaleza que dejan siete policías muertos y 31 heridos.
El más reciente se registró el pasado día 10 y dejó siete muertos y 17 heridos, todos ellos de un contingente de la Emcar acampado en la zona rural de Tibú.
©EFE
Commentarios