Candidato Peña Nieto definió su máxima prioridad

EFE | May 20, 2012 | 12:41 PM

Afirma que quiere reducir la violencia

WASHINGTON, DC - El candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de México, Enrique Peña Nieto, afirmó que su mayor compromiso si gana en julio las elecciones será reducir la violencia, según una entrevista publicada el domingo por el diario The Washington Post.
"Tenemos que ocuparnos de tres delitos principales: homicidios, secuestros y extorsión. Eso no significa que no pondremos atención a otros delitos, pero el juego es reducir la violencia" en México, dijo Peña Nieto, quien lidera los sondeos para los comicios del 1 de julio.
Agregó que, además de combatir el crimen y la corrupción, otra prioridad de su Gobierno si gana las elecciones será desmantelar los monopolios y crear más oportunidades económicas.
El diario entrevistó por separado a los tres principales candidatos en liza en México y todos, sin excepción, expresaron su deseo de estrechar y fortalecer las relaciones con EEUU, país con el que comparte 3.200 kilómetros de frontera y es su principal socio comercial.
De ganar la presidencia, como auguran las encuestas, el líder priista heredaría un país sacudido por la "narcoviolencia", que desde 2006 ha causado unos 50.000 muertos.
'La elección no se ha resuelto'
Mientras, la candidata del gobernante Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota, dijo a The Washington Post que está "absolutamente convencida" de sus posibilidades de ganar, y, al describir sus diferencias con Peña Nieto, enfatizó que durante su carrera política ha sido "transparente".
Preguntada si Peña Nieto tendría que cometer un gran error para perder, Vázquez Mota fue contundente: "Esta elección no se ha resuelto... (en 2006) la elección se resolvió en las últimas dos semanas, y estamos observando una tendencia ciudadana que cada vez más rechaza la posibilidad de que regrese el PRI a gobernar México".
Vázquez Mota defendió la actual estrategia militar contra los narcos que puso en marcha en 2006 el presidente Felipe Calderón, correligionario suyo, pero aseguró que el repliegue de las fuerzas militares se realizará conforme la policía nacional asuma cada vez más las tareas de seguridad.
En contra de las encuestas
Por su parte, el candidato del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), Andrés Manuel López Obrador, afirmó que las encuestas que dan ventaja a Peña Nieto son "propaganda".
"No es cierto que Peña Nieto me lleve 20 puntos de ventaja; es parte del control del régimen, de los que controlan los medios de comunicación. Hay pocos medios independientes, y las encuestas con como propaganda", manifestó López Obrador, confiado de que puede ganar la presidencia, aunque por estrecho margen.
López Obrador repitió su queja de que le "robaron" la presidencia en los comicios de 2006, y, en ese sentido, defendió el haber impugnado los resultados y organizado protestas.
"Fue la única manera de reducir la violencia (...), aceptaré los resultados cuando la elección sea libre y limpia. No puedo aceptar el fraude", enfatizó el candidato del PRD.
López Obrador consideró que Peña Nieto es una "fabricación" de quienes ostentan el poder político y económico y controlan tanto el PRI como el PAN y los medios de comunicación en México.
"Lo han lanzado al mercado como se introduce un producto de comida basura. Pero aunque lo tienen en un estuche a prueba de balas, la verdad está saliendo a la luz (...), quieren que continúe los mismos beneficios y políticas para un pequeño grupo", argumentó.
Preguntado sobre su estrategia contra el crimen organizado, López Obrador reiteró su conocida postura de que, en vez de continuar la estrategia militar actual, examinaría las causas de la narcoviolencia que, a su juicio, se origina "en la falta de desarrollo y la corrupción".
Explicó que en los últimos 15 años en México sólo se han creado medio millón de empleos al año, en un país que, a su juicio, requiere el doble, por lo que a unos 700.000 mexicanos sólo les han quedado tres opciones: la migración, la economía informal y el camino de la conducta antisocial.
©EFE
Commentarios