Hipólito Mejía: un político que resurge de sus cenizas

EFE | May 18, 2012 | 4:35 PM

Tuvo errores, pero afirma que aprendió

SANTO DOMINGO - El ex presidente dominicano Hipólito Mejía, un ingeniero agrónomo de 71 años, busca nuevamente el poder del que salió mal parado en 2004 tras perder una cuestionada reelección en medio de una de las peores crisis económicas en la historia de la República Dominicana.
Las consecuencias de esta crisis, derivada del colapso de tres bancos comerciales, pasaron factura y desgastaron el carisma de Mejía, quien se presenta nuevamente a los comicios por el opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD, socialdemócrata) bajo el populista eslogan "Llegó Papá".
Conocido por su jocosidad, su estilo campechano e incluso sus excesos verbales, que le han valido duras críticas de la prensa y de sus oponentes políticos, Mejía intentará derrotar al aspirante del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Danilo Medina, con quien ya disputó las elecciones de mayo de 2000 cuando conquistó la Presidencia.
La mayoría de los sondeos dan a Mejía una intención de voto que ronda el 45 % frente al 51 por ciento de Medina, lo que evitaría una segunda vuelta.
Sin embargo, el ex gobernante no da crédito a estos resultados y, en cambio, asegura que aventaja en al menos ocho puntos al aspirante oficial. "Yo tengo mis propios números", afirma, seguro de si mismo.
Nacido el 22 de febrero de 1941 en Gurabo, en la norteña provincia de Santiago, Mejía realizó estudios básicos en esa demarcación, y en 1957 ingresó al Instituto Politécnico Loyola de San Cristóbal (sureste) donde se graduó como agrónomo.
En los dos años siguientes, amplió su formación en Estados Unidos y a su regreso al país empezó a trabajar como investigador agrícola en el Instituto Nacional del Tabaco, que dirigió con tan sólo 24 años.
Tras la llegada de Antonio Guzmán Fernández a la Presidencia de la República en 1978, por mediación del cual entró en el PRD, ese mismo año fue designado secretario de Estado de Agricultura, cargo en el que tuvo que afrontar los desastres que provocaron el ciclón David y la tormenta Federico.
Un largo camino político
El efectivo trabajo de Mejía como secretario de Agricultura le catapultó al primer plano político y fue el motor que le impulsó a conquistar el poder, 20 años después.
En las elecciones de 1990 y 1994 optó, sin éxito, a la Vicepresidencia en la candidatura del aspirante presidencial del PRD, el ya fallecido líder socialdemócrata José Francisco Peña Gómez.
Tras la muerte de Peña Gómez, en 1998, y en medio de la división en el PRD, Mejía se presentó como candidato en las primarias de ese partido con miras a las presidenciales de 2000, en las que obtuvo el 49.87 % de los votos frente al 24.94 por ciento de Danilo Medina, quien declinó entonces participar en una segunda vuelta.
El ex mandatario, casado y padre de cuatro hijos, intentó ser reelegido en los comicios de 2004, pero fue derrotado en la primera vuelta por el actual mandatario Leonel Fernández, del PLD, quien le había precedido en el poder.
Un año antes de esas elecciones, Mejía anunció la sorpresiva intervención estatal del Banco Intercontinental (Baninter), cuyos principales ejecutivos fueron condenados a 10 años de prisión por un fraude de unos 55.000 millones de pesos (más de $2,000, al cambio de ese año).
Posteriormente, también se desvelaron situaciones similares en los bancos Bancrédito y Mercantil. Todo ello obligó a la administración del entonces presidente a buscar ayuda de los organismos internacionales de crédito para evitar el colapso de la economía.
Siete años después, el oficialismo y los detractores de Mejía le continúan atribuyendo ser el responsable de los males que arrastra la nación, mientras que su contrincante, Danilo Medina, le acusa de haber encabezado "el gobierno más corrupto en la historia" local.
Sin embargo, el ex gobernante argumenta que afrontó el fraude bancario con prontitud y responsabilidad y, además, asegura que pasó por el Estado sin haberse "manchado" las manos.
Mejía fue proclamado candidato presidencial hace un año tras derrotar en las primarias del PRD al presidente de esa organización, Miguel Vargas Maldonado, quien alegó un fraude en su contra y se ha mantenido al margen de la campaña electoral.
Durante la presentación oficial de su candidatura, en 2010, Mejía aseguró que había aprendido de sus "aciertos y desaciertos" en su paso por el Gobierno, y que viene ahora "con humildad a aportar conocimiento, experiencia, optimismo y energía para la solución de los problemas que padece la sociedad".
©EFE
Comentarios