Primarias republicanas en Oregon y Nebraska

Univision.com | May 15, 2012 | 11:49 AM

Mitt Romney buscará oficializar candidatura tras retiro del último adversario, Ron Paul

Le faltan 199 delegados, pero ya casi tiene la nominación presidencial en el bolsillo. Por lo menos eso proyecta en su campaña rumbo a la Casa Blanca. Mitt Romney saldrá nuevamente al ruedo este martes en Nebraska y Oregon, estados que celebran primarias para asignar los delegados que el 29 de agosto deberán ser confirmados en la Convención Nacional del Partido Republicano en Tampa, Florida.
Se necesitan 1,144 para ser el rival de Obama. Romney lleva acumulados 945. El lunes, el congresista por Texas, Ron Paul, dijo que suspendía su “campaña activa” por falta de recursos, pero que de todas formas se presentará en la Convención. Lleva 112 delegados y sólo un milagro podría revivir sus aspiraciones.
Nebraska aporta 35 delegados a la Convención Nacional, mientras que Oregon pone en juego 28.
Paul no puede seguir haciendo campaña porque "necesitaría decenas de millones de dólares que simplemente no tenemos", explicó el médico libertario en un comunicado distribuido el lunes. Pero advirtió que no se retira del todo porque espera sumar más delegados a su cuenta personal con el objetivo que sus ideas políticas se esciuchen en la Convención Nacional Republicana, sobre todo por los votantes jóvenes.
En abril los candidatos Rick Santorum y Newt Gingrich suspendieron sus campañas por los mismos motivos. Ambos se disputaban el voto ultraconservador del partido, que se oponía a Romney. Las tres bajadas le dejan el camino despejado al ex gobernador de Massachusetts, quien en las primarias de 2008 perdió ante el senador de Arizona John McCain.
Un conteo rápido permite anticipar que Romney ganaría suficientes delegados para lograr la nominación a finales de mayo, tras la celebración de primarias en Nebraska, Oregon, Arkansas, Kentucky y Texas.
Una encuesta de CBS/The New York Times publicada el martes reveló que Romney aventaja a Obama con un 46% frente 43% de los votos, pero advierte que la muestra tiene un margen de error de más menos cuatro puntos porcentuales. El estudio se realizó entre el 11 y el 13 de mayo, después de que el presidente anunciara públicamente su apoyo a los matrimonios homosexuales.
Romney, por su parte, defendió el fin de semana que el matrimonio "es una relación entre un hombre y una mujer", durante un discurso en la Universidad Liberty (Virginia).
¿Qué opina de la campaña presidencial 2012? Participe en el Foro Destino 2012.
Campaña sucia
Tras las renuncias de Santorum, Gingrich y Paul, “la carrera electoral republicana terminó y ya comenzó, hace dos o tres semanas, la lucha por la presidencia de Estados Unidos”, dijo a Univision.com el analista político Alan Rivera. “Y creo que vamos a ver la campaña más negativa de la historia, pues los antecedentes de Romney así lo indican. Fue él quien se encargó de destruir, uno a uno, la imagen de sus adversarios al interior de su partido. Lo hizo con Perry, con Cain, con Gingrich, con Santorum y el mismo Ron Paul”.
Agregó que “la abrumadora diferencia en financiamiento de campaña que Romney usó para hacer pedazos a sus adversarios habla por sí misma, pues él solo totalizó un gasto mayor que todos sus contendientes juntos”.
Y advirtió que “ese perfil de Romney es el que obligará a los demócratas a pagarle con la misma moneda”. Prueba de ello, es que el lunes “la campaña de obama lanzó un anuncio de televisión y un video en línea de seis minutos donde ataca a Romney como un rentista y no un empresario que produce empleos, como él dice. Y para Romney será duro hueso de roer ese asunto, pues enfrentará a la más eficiente maquinaria de recaudación de campaña de la historia del país”.
“Si algo no le faltará al comando de campaña de Obama, será el dinero para llenar todos los medios de comunicación con publicidad, sea negativa o positiva”, dijo Rivera.
Las bodas gay
A la pregunta sobre el apoyo del presidente a las bodas entre personas del mismo sexo, anunciado la semana pasada, el analista dijo que “yo creo que va afectar su arraigo con el sector evangélico y católico, tanto en el lado anglosajón como hispano, pero sin duda ese impacto tiene un paliativo, que es el mismo Romney. Pues Romney es mormón, algo que lo contrapone al núcleo duro doctrinario de cualquier evangélico o católico con principios sólidos”.
“Si yo fuera Obama”, dijo Rivera, “haría que los miembros de mi campaña le enrostren a Romney su gran contradicción al decir que las parejas gay deben tener el derecho a adoptar niños más no a casarse. Eso lo dijo el jueves o viernes pasado, y realmente constituye una tremenda contradicción, pues el principio del matrimonio como la unión de un hombre y una mujer como el mismo se ha encargado de definirlo, también incluye la procreación y la formación de una familia. Creo que es un tema que podría incluirse dentro de las preguntas obligadas para hacerle a Romney”.
Por último y al ser consultado si la danza de millones que circularán durante la campaña de aquí a noviembre decidirá el resultado y colocará el discurso en un segundo plano, Rivera recordó que Estados Unidos “continua siendo un país en el que los millones que se gasten en campaña resultan siendo, casi siempre, decisivos” en el resultado de los comicios.
Así lo establece la ley
Pese a las renuncias de tres aspirantes y estando sólo Romney en carrera, el calendario de primarias del Partido Republicano debe continuar desarrollándose conforme lo planificado. “Hay que seguir celebrando primarias porque forman parte del proceso electoral”, explicó el periodista Matthew Jaffe. “Pero ya no significan nada”.
Señaló que “la campaña republicana fue ganada por Romney y ahora la batalla sólo consiste en el duelo Obama-Romney”, y que por ese motivo “aumentarán los ataques al presidente. En vez de discutirse entre ellos, ahora los republicanos se van a unir contra Obama”.
Al igual que Rivera, el corresponsal de ABC indicó que “con todo el dinero que ambos lados tienen (Obama y Romney) y con todo lo que hay en juego, parece que tendremos no sólo una campaña sucia de aquí a noviembre, sino la más sucia de la historia” de Estados Unidos.
Precisó que “en la última semana Obama ganó alguna ventaja después de anunciar su apoyo a las bodas gay. Es un riesgo políticamente hablando, pero un riesgo calculado. Parece que, ahora mismo Romney no quiere atacarle por eso” al presidente.
Y sobre el escándalo de JP Morgan, Jaffe dijo que se trata de “algo que podría hacerle daño a ambos candidatos. Después de su reformas de Wall Street, ¿cómo puede explicar Obama el hecho que estas cosas siguen pasando?”, se preguntó. “¿Y ahora cómo va a explicar Romney su posicion de que Wall Street necesita menos reglas?”
Ambas preguntas no tuvieron, por ahora, una respuesta.
©Univision.com
Commentarios