Ron Paul suspendió campaña

AFP | May 15, 2012 | 8:25 AM

Era el último rival de Mitt Romney que quedaba en competencia

WASHINGTON, DC - El legislador estadounidense Ron Paul (Texas), último rival de Mitt Romney en la carrera por la investidura republicana para las elecciones presidenciales, anunció el lunes que suspendía su campaña, pero este político aguerrido no está dispuesto a quedarse callado.
El conservador "libertario" de 76 años se retira de las primarias porque no tiene los medios para competir con la máquina electoral del multimillonario Mitt Romney, ahora lanzado a todo vapor contra el presidente demócrata y candidato a la reelección, Barack Obama.
"No gastaremos más fondos de campaña en primarias de estados que aún no han votado (...) Seguir haciendo esto con alguna esperanza de tener éxito requeriría muchas decenas de millones de dólares que simplemente no tenemos", dijo en un comunicado.
¿Qué opina de la suspensión de la campaña presidencial de Ron Paul? Participe en el Foro Destino 2012.
Era la tercera
Pero Ron Paul, un veterano de la política con tres campañas presidenciales encima (1988, 2008 y 2012) no entrega las armas y pretende hacer valer sus ideas en la convención republicana nacional de Tampa (Florida) en agosto, donde los republicanos designarán formalmente a su candidato.
Paul aseguró en un comunicado que seguiría "tomando posición, ganando delegados y dando un mensaje fuerte en la convención nacional del partido republicano".
Linda Fowler, profesora de ciencias políticas en el Darmouth College, cree que los esfuerzos de Paul por obtener delegados apuntan a "tener aún una voz en el programa y en las reglas del partido republicano". "Pienso que tiene suficientes para llegar a ese resultado", estimó.
Camino alterno
El candidato también tendría la posibilidad de presentarse como independiente, pero esto podría perjudicar la carrera política de su hijo, el senador Rand Paul. "Hay razones para evitar enfrentarse a la clase dirigente del partido manteniendo una campaña activa", indicó Fowler.
La investidura de Mitt Romney como candidato republicano a la Casa Blanca ya se consideraba como hecha desde la retirada el 10 de abril de su rival más serio, el ultraconservador Rick Santorum.
Paul, partidario del aislacionismo estadounidense, había ganado adeptos entre jóvenes votantes, pero eso no se repercutió en resultados electorales decisivos durante las primarias. El representante de Texas (sur) no triunfó en ningún estado.
El mensaje de Paul
Ginecólogo y electo en la Cámara de Representantes desde 1997, Paul está en guerra contra la omnipresencia -según él- del Estado federal. Aboga entre otros por la eliminación de la Reserva Federal, el banco central del país, para ahorrar fondos públicos.
Con este programa, Paul es a menudo visto como el "padrino intelectual" del "Tea party", el movimiento opositor a los impuestos surgido en 2009, luego de la elección de Obama.
Opuesto a toda forma de intervención militar en el exterior, en 2002 votó contra la guerra en Irak.
Y aunque se haya mantenido discreto sobre el tema en esta campaña, Paul se había declarado a favor de la legalización de algunas drogas en el pasado.
Discurso polémico
También promueve el fin de la guerra contra los cárteles de las drogas, comparando la situación a la generada por la prohibición del alcohol en los años 1920.
Fue duramente criticado durante la campaña por haber afirmado que "Irán no posee bomba" nuclear y que Washington no tendría que responder a las provocaciones de Teherán.
Once estados del país aún tienen que pronunciarse hasta el 26 de junio en las primarias republicanas. Mitt Romney cosechó hasta ahora 949 delegados de los 1,144 necesarios para ganarse la investidura.
©AFP
Comentarios