Pugna de los cárteles de la droga provocó masacres, aseguró el gobierno federal

Univision.com | May 14, 2012 | 7:58 PM

"Violencia irracional"

CIUDAD DE MÉXICO - El gobierno de México aseguró el lunes que una feroz batalla entre los dos cárteles de las drogas más grandes ha provocado las recientes masacres que han sacudido al país, incluida la de 49 personas el fin de semana en el estado norteño de Nuevo León.
El secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, dijo en rueda de prensa que esta "violencia irracional" se originó en la alianza que hizo el cártel de Sinaloa, considerado uno de los más poderosos del mundo, con el del Golfo para enfrentar a sus rivales de Los Zetas.
Unidos contra "Los Zetas" 
"Lo que enfrentamos ahora son episodios de violencia que todo sugiere se derivan de la pugna entre el Pacífico, sumado al Golfo, en contra de Los Zetas", dijo el funcionario.
Aeguró que el gobierno federal no bajará la guardia, “no nos van a doblegar ni a amedrentar”.
Explicó que los hechos de violencia ocurridos desde el hallazgo de nueve cuerpos en Nuevo Laredo, el 4 de mayo; más de 20 en Jalisco, el día 10, y los 49 de Cadereyta, forman parte de una misma ofensiva.
El funcionario afirmó que gobierno federal mantendrá todo su apoyo a los gobiernos estatales, en este caso el de Nuevo León, para luchar contra ese fenómeno y llevar a los responsables ante la justicia.
Con investigación, inteligencia y denuncia, sostuvo, llevaremos a los autores de este deleznable crimen ante la justicia, y advirtió que el gobierno federal no cederá ni se va a amedrentar.
Reconoció que por el momento no se ha identificado a quiénes pertenecían los restos hallados en Cadereyta y precisó que dicho proceso puede llevar tiempo.
Llamó a un frente común 
El funcionario federal llamó a la sociedad a hacer un frente común de rechazo a la violencia y apoyar a los gobiernos locales y federal para combatir esos delitos y devolver la paz a la ciudadanía.
Pidió a la población denunciar, si tiene datos específicos que ayuden a la captura de esos delincuentes, y recordó que la Procuraduría General de la República (PGR) mantiene un programa de recompensas para quien aporte datos que permitan la detención de los criminales.
El gobierno mexicano se refiere ahora al cártel de Sinaloa como del Pacífico.
El último hecho violento se suscitó el fin de semana cuando autoridades encontraron 49 cadáveres decapitados y mutilados en una carretera que conecta el norte de la metrópoli mexicana de Monterrey con la frontera de Estados Unidos.
En la primera quincena de mayo otras dos masacres sacudieron al país, primero en la ciudad fronteriza norteña de Nuevo León cuando fueron localizados 23 cuerpos (nueve colgados y 14 decapitados) y después con el hallazgo en el estado occidental de Jalisco de 18 personas desmembradas.
Lucha por el control de plazas 
"Esta sucesión de hechos se deriva de una pugna directa entre las organizaciones delictivas del Pacífico y Los Zetas, en su intento por controlar plazas y rutas de su negocio criminal", dijo Poiré.
El funcionario dijo que otros hechos ocurridos en meses anteriores ya reflejaban la pugna entre ambos cárteles, por ejemplo, el asesinato de 35 personas, cuyos cuerpos fueron arrojados a plena luz del día en el puerto de Veracruz.
Las autoridades señalaron entonces como presuntos responsables a miembros del cártel Jalisco Nueva Generación, un grupo asociado a Sinaloa.
Más de 47 mil muertos desde 2006 
La violencia atribuida al narcotráfico y el crimen organizado ha dejado más de 47,500 muertos desde diciembre de 2006, cuando el gobierno del presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva contra los carteles de las drogas.
Las cifras oficiales sólo contabilizan hasta septiembre de 2011, por lo que organizaciones civiles señalan que el número de asesinados supera los 50,000 hasta ahora.
Más de 24 horas después del hallazgo de las últimas 49 personas asesinadas en Nuevo León, las autoridades no habían identificado a ninguna de las víctimas, las cuales fueron halladas sin cabezas, manos o pies.
Hasta ahora no se han encontrado signos de que hayan recibido disparos, dijo en Milenio Televisión el vocero de seguridad de Nuevo León, Jorge Domene.

"La joya de la corona"

El abierto choque entre los cárteles de los Zetas y del Pacífico disparó la violencia, según especialistas, con la disputa por Nuevo Laredo (noreste), una plaza considerada por los criminales como joya de la corona.
Nuevo Laredo es la frontera más cercana a la capital mexicana y cuenta con 15 cruces binacionales, por donde se mueve más del 30% del comercio internacional de México, de casi $600,000 millones anuales.
En esa plaza, que hasta ahora había sido bastión Los Zetas -allí surgieron y la han siempre dominado- "ha habido incursiones recientes del Chapo", dijo a la agencia AFP Guadalupe Correa, investigadora de la Universidad de Texas en Brownsville.
Los Zetas, una sangrienta organización surgida a finales del siglo pasado y formada por ex militares de elite desertores, nació con el objetivo de proteger la plaza de Nuevo Laredo de las incursiones del "Chapo" Guzmán, explicó la experta.
La consultora estadounidense Stratfor había advertido en abril pasado que la violencia en la lucrativa plaza escalaría al aumentar la presión del cártel del Pacífico sobre Los Zetas.
Los 14 cadáveres decapitados y desmembrados que aparecieron el 4 de mayo en Nuevo Laredo estaban acompañados por un mensaje firmado por "El Chapo" y reclamando la plaza para su organización criminal, indicó la consultora.
En los primeros días de mayo también se desató una ola de violencia que dejó una decena de muertos en Sinaloa, cuna del "Chapo" Guzmán.
"No se puede comprender las macromatanzas" en Nuevo León, Jalisco, Sinaloa y Tamaulipas "si no se indica claramente que porciones del Estado mexicano (como policías y militares corruptos) están siendo utilizadas" por los criminales para formar grupos paramilitares, dijo de su lado Edgardo Buscaglia, investigador de la Universidad de Columbia.
El gobierno de México lanzó en diciembre de 2006 una estrategia militar contra los cárteles de la droga que, junto a las pugnas entre los propios grupos de narcotraficantes, derivò en más de 50.000 homicidios, incluido un número indeterminado de personas ajenas al crimen organizado.
Las estrategia de seguridad del gobierno, con operativos militares en varias zonas del país, ha dejado sin cabeza a varios grupos criminales provocando divisiones y subgrupos, de manera que "las organizaciones fortalecidas resultaron siendo los cárteles de Los Zetas y Sinaloa", o del Pacífico, indicó la investigadora de la Universidad de Texas.
Los Zetas se "defenderán con todo" del intento de la organización del Pacífico de entrar a Nuevo Laredo, añade Correa, quien prevé un entorno "muy complicado".
Stratfor pronosticó en diciembre de 2010 que la organización encabezada por el "Chapo" Guzmán podría hacer una purga entre sus adversarios y cooptar enemigos para reducir la violencia en el país, manejar con más libertad el negocio de la droga y convertirse en la entidad dominante del crimen organizado en todo México.
©Univision.com
Comentarios