Cuarenta muertos por lluvias en China

Notimex | May 13, 2012 | 4:35 PM

Miles de personas se han visto afectadas

PEKÍN - Las intensas lluvias que azotan desde hace días el noroeste de China han cobrado la vida de al menos 40 personas, afectado a 358 mil más y obligado al desplazamiento de más de 30 mil habitantes, informó hoy el Ministerio de Asuntos Civiles.
En una declaración, la dependencia explicó que hasta esta noche (tiempo de Pekín), el número de muertos a causa de un desplazamiento de tierra y lodo causado por las precipitaciones en la provincia de Gansu ascendió a 40, mientras que 18 personas estaban desaparecidas.
La zona más afectada por las granizadas y lluvias torrenciales es el distrito montañoso de Minxian, en Gansu, donde más de 30 mil residentes tuvieron que abandonar sus hogares y 87 fueron hospitalizadas desde hace tres días.
Las tormentas han afectado hasta ahora a 358 mil personas, principalmente en Minxian y otras zonas de Gansu, donde decenas de casas quedaron destruidas y cientos más con graves daños, según un reporte de la agencia estatal de noticias Xinhua.
Xu Guangyao, director de la Oficina de Asuntos Civiles de Minxian, dijo por su parte que las lluvias también provocaron el bloqueo de carreteras, la destrucción de tierras de cultivo, además de fallas en el suministro de energía eléctrica y el servicio telefónico.
Las telecomunicaciones también registran fallas e interrupciones en los vecinos distritos de Zhangxian y Weiyuan, donde se presentan severas inundaciones.
La tormenta se desató el jueves pasado en los 18 cantones de Minxian, un distrito motañoso en la ciudad de Dingxi, que cuenta con una población de unos 450 mil habitantes.
El Ministerio de Asuntos Civiles destacó que un total de 950 tiendas de campaña, mil 270 camas y una gran cantidad de suministros humanitarios han sido enviados a la zona afectada por el desastre para solventar las necesidades de los damnificados.
Minxian se localiza a 150 kilómetros del distrito de Zhouqu, donde más de mil 500 persona perecieron en agosto de 2010 a causa de un desprendimiento de lodo y rocas provocado por las intensas lluvias.
©Notimex
Comentarios