Blog: Aprendiendo uno del otro

Univision.com | May 08, 2012 | 11:51 AM

SIGUIENTE:

Además de que desarrollarán mejor su intelecto, al hablarles en español les estás abriendo las puertas de las oportunidades. No les haces daño, enséñales.

Hace algunos meses, mi esposo, mi hijo menor y yo estábamos buscando una casa para alquilar.
Llegamos unos minutos más temprano a la primera cita del día, de modo que esperamos en la sala mientras el propietario, un hombre cordial de unos 40 años, terminaba de mostrarle la casa y responder las preguntas de otra pareja. Su recorrido terminó cerca del umbral de la sala, así que pudimos escuchar el siguiente diálogo:
Mujer: Entonces, ¿qué tal las escuelas de por aquí? ¿Son buenas?
Dueño de la casa: Son buenas, yo diría que excelentes, especialmente si evita las que tienen muchos niños hispanos. Usted sabe, es que halan a todo el mundo hacia abajo.
Esta era la segunda vez en una semana que había estado expuesta a la idea de que el español es de alguna manera perjudicial para la educación.
Dos días antes, un agente de bienes raíces me había dicho más o menos lo mismo por teléfono cuando le pregunté acerca de las escuelas en un área donde estaba considerando alquilar. Las escuelas están bien, sugirió, pero debes evitar las que tienen grandes poblaciones que hablan español.
Todavía estaba un poco aturdida cuando el dueño de la casa se despidió de la otra pareja y vino a saludarnos. Él también se pasmó, probablemente, cuando nos vio y especialmente cuando nos escuchó hablando inglés con nuestro denso y orgulloso acento hispano. El español es mi primer idioma, tengo hijos que están aprendiendo inglés (ELL), y me sentí enojada. Todavía lo estoy.
Por supuesto, es cierto que existen políticas públicas que distribuyen de manera desigual los fondos y dejan como resultado menos recursos para las escuelas con una gran proporción de niños de bajos ingresos, y muchos niños que están aprendiendo inglés son también de bajos ingresos.
Pero eso no era lo que el agente de bienes raíces y el propietario me estaban comunicando.
Sus comentarios revelan ciertos prejuicios - que el idioma español atrasa a los niños y que los niños “que hablan español” son de alguna manera un riesgo para las escuelas.
No sólo son estos comentarios problemáticos desde un punto de vista ético, sino también de manera muy práctica, en un sentido más inmediato: Muchos estudios sugieren que el bilingüismo es bueno para el aprendizaje. En lugar de ser considerado un riesgo, el español que los niños hispanos / latinos y sus padres traen consigo puede ser aprovechado y utilizado para beneficio de todos.
Después de encontrar una casa en otra parte y con otros dueños, inscribí a mi niño de kindergarten en Key School/ Escuela Key, una escuela que atiende a una gran población de latinoamericanos inmigrantes en Arlington, Virginia.
"Tratamos de tener aproximadamente el mismo número de estudiantes angloparlantes que hispano parlantes ", me explicó la directora, Marjorie Myers, " para que puedan aprender a ser bilingües no sólo de sus maestros, sino también el uno del otro."
Con el lema “aprendiendo uno del otro”, la Escuela Key es una de las pioneras en los Estados Unidos en la inmersión de programas de doble vía, donde el objetivo es que todos los estudiantes sean bilingües y estén alfabetizados en ambos idiomas.
Modelos de programas de inmersión de idiomas como el de Key tienen sentido para los estudiosos del tema también. Aprender un segundo idioma a temprana edad mejora el desarrollo cognitivo. Y a partir del pre-escolar, los compañeros son tan importantes como los adultos en el desarrollo de las habilidades lingüísticas (incluso más que los padres, según algunos autores.)
La idea me hace sentido. El español, en este contexto, no se ve como un defecto sino como una fortaleza, y el bilingüismo no como un obstáculo, sino como un objetivo. Me hace feliz que mi hijo puede aprender inglés, sin perder su español - un peligro real en los hogares bilingües. Me hace feliz que su patrimonio cultural y el lenguaje sean valorados y utilizados, no mal vistos y marginados.
©Univision.com
Commentarios

Presentado por

Encuéntranos en