Obama y Romney están empatados en 12 estados clave de Estados Unidos

Univision.com | May 07, 2012 | 1:50 PM

Redes sociales ayudarán a inclinar la balanza el primer martes de noviembre

WASHINGTON, DC - El presidente Barack Obama y su probable adversario republicano en los comicios presidenciales de noviembre, Mitt Romney, se encuentran empatados en 12 estados clave del país, que determinarán en los próximos seis meses el rumbo electoral, según un sondeo publicado el lunes.
La encuesta Gallup/USA Today, realizada en 12 estados que pueden decantar la balanza de un lado o de otro en los comicios del martes 6 de noviembre, concede a Obama un 47% de la intención de voto, mientras que Romney logra el 45%, reportó la agencia Francesa de Noticias (AFP).
En un sondeo idéntico hecho a finales de marzo, el presidente ostentaba una ventaja de nueve puntos porcentuales.
¿Quién cree usted que ganará las elecciones del primer martes de noviembre? Participe en el Foro Destino 2012.
Datos de la muestra
La encuesta fue realizada entre el 26 de abril y el 2 de mayo a 951 electores de Colorado (oeste), Florida (sureste), Iowa (centro), Michigan (norte), Nevada (oeste), New Hampshire (noreste), Nuevo México (suroeste), Carolina del Norte (sureste), Ohio (norte), Pensilvania (noreste), Virginia (este) y Wisconsin (norte).
El margen de error ronda los cuatro puntos porcentuales.
Tal y como han establecido otros sondeos, Romney es visto como el mejor candidato para gestionar los temas económicos: 46% de los encuestados consideran que lo haría "bien" y 14% "muy bien". Por su parte, Obama obtiene un 34% de "bien" y un 18% de "muy bien".
Más detalles
Un 58% de los participantes considera que el presidente Obama es "simpático", mientras que un 31% opina lo mismo de Romney.
Por otra parte, un 57% de los electores demócratas preguntados se confiesan "motivados" para ir a votar en noviembre, frente a un 46% de republicanos.
En un sondeo anterior, la situación era inversa, con un 54% de republicanos motivados frente a un 51% de demócratas.
Obama lanzó oficialmente el sábado su campaña electoral con dos actos en Ohio y Virginia, claves para la carrera presidencial, durante los que se dirigió directamente a Romney, cuya investidura como candidato republicano es asumida debido al abandono de sus adversarios de partido: Rick Santorum el 10 de abril y Newt Gingrich el 2 de mayo.
El factor Twitter
El presidente Obama está en Twitter, al igual que su rival republicano para las elecciones de noviembre, Romney, y los electores que siguen la contienda, lo sepan ellos o no, explicó un reporte de The Associated Press.
Candidatos, estrategas, periodistas y adictos a la política están congregados en la red social, donde información de todo tipo, desde lo mundano hasta lo monumental, se comparte a través de mensajes de 140 caracteres conocidos como ‘tuits’.
Aunque hay relativamente pocos electores en Twitter -un estudio del Pew Research Center encontró que 13% de los adultos en Estados Unidos está inscrito en el sitio- se está volviendo en una herramienta esencial para que las campañas pongan temas en marcha y hagan noticia con un grupo de "influyentes" políticamente conectados que comparten esos mensajes con un mundo más amplio.
Efectos incalculables
Cuando un elector se ve expuesto a cualquier información de la contienda presidencial, hay posibilidades de que primero se haya filtrado por Twitter.
Hace cuatro años Twitter todavía estaba en relativa infancia y sólo 1,8 millones de ‘tuits’ se enviaron el día de las elecciones en 2008. Hoy, la red de micromensajes mueve esa cantidad en más o menos ocho minutos.
"El subgrupo de gente en Twitter puede ser relativamente pequeño, pero es una audiencia políticamente comprometida cuya influencia se extiende tanto en internet como fuera de él", dijo Heather LaMarre, profesora de comunicaciones en la Universidad de Minnesota y experta en redes sociales.´
En el pasado, la radio, la televisión e internet hicieron que las estrategias de campaña se adaptaran, pero las dos primeras son medios cuyo flujo comunicativo va de arriba abajo, de los transmisores como del público. Twitter ha dado voz y poder a millones, y a los candidatos una forma en tiempo real de seguir los efectos de su mensaje y cambiarlos al vuelo.
Lanzamiento oficial
El sábado y a seis meses de la elección, el presidente Obama inició oficialmente su campaña por la reelección diciendo que el país ya había sufrido demasiado como para dar las riendas de la economía a su rival republicano, Romney.
Ante una muchedumbre encendida en Columbus (Ohio), Obama aseguró que Romney "daría luz verde" a algunas "malas ideas" que preparan los congresistas conservadores, como la disminución de impuestos a la gente más rica y recortes al presupuesto de programas sociales.
"Ohio, te aseguro que no podemos darle esa oportunidad (...) Esto no es sólo otra elección, se trata de un momento decisivo para la clase media", dijo.
"Hemos atravesado demasiado, como para dar marcha atrás ahora", añadió Obama, despertando frases como "¡Cuatro años más!" entre la audiencia.
La crisis
Obama recordó que asumió en 2009 en medio de la peor crisis económica desde la década de 1930. "Esta crisis se formó durante años y la economía sigue enfrentando dificultades", dijo.
El país tiene actualmente una alta tasa de desempleo de 8,1%, que apenas ha bajado desde la recesión de 2007-2009.
"No renunciamos entonces. No renunciamos ahora. Juntos, estamos luchando para resurgir", añadió el presidente, quien aseguró: "Serán necesarios esfuerzos sostenidos y persistentes, de su parte y de la mía, para que Estados Unidos se recupere plenamente".
Más temprano, la primera dama Michelle Obama se dirigió a obreros que todavía sufren de los efectos negativos de la recesión, haciendo énfasis en sus orígenes humildes y las dificultades que afrontó para ir a la universidad.
También se refirió a su esposo como una persona que se forjó con las carencias de su propia familia, haciendo una comparación implícita con la opulenta vida de Romney.
"Es el hijo de una madre soltera (...) Es el nieto de una mujer que se levantaba antes del amanecer, cada día, para tomar el autobús a su trabajo en el banco", dijo Michelle Obama, quien aseguró: "Barack sabe lo que es una familia en dificultades. Eso es lo que necesitas saber, Estados Unidos. Esas experiencias hicieron de él, el hombre que es ahora", destacó.
La campaña de Romney
El virtual candidato presidencial republicano necesitará el apoyo de los votantes independientes en noviembre, pero eso no significa que abandonará su historial, descrito por él mismo como "severamente conservador".
Romney comenzó la semana pasada una agresiva campaña política contra el presidente Obama, con un mensaje que juega al equilibrismo entre ideologías políticas que algunas veces se contradicen.
Unos días, el ex gobernador de Massachusetts es un conservador social y en otros muestra posturas más moderadas. Lo mismo se ha mostrado como derechista proclive a abrigar teorías de la conspiración que como un promotor de las concesiones mutuas para alcanzar acuerdos políticos.
Una vez resueltas las elecciones primarias, el acto de equilibrismo se está inclinando hasta ahora más hacia la derecha.
Romney habló hace unos días contra la política de un solo hijo en China, en un aparente guiño a los conservadores sociales. Pero después, en la misma entrevista con Fox News defendió su decisión de contratar a un colaborador de campaña abiertamente homosexual que acababa de renunciar por la presión de los conservadores sociales.
Esgrimiendo problemas
El aspirante dijo que cuando contrata colaboradores "no se basa en su etnia, orientación sexual o género, sino en su capacidad". Agregó que el ex colaborador de campaña Richard Grenell, que iba a ser nombrado vocero de política exterior, era un "individuo capaz" y que muchos asesores importantes de la campaña le pidieron que no se fuera. Pero la salida de Grenell complació a algunos integrantes de la derecha religiosa.
El asunto ofreció un vistazo dentro de una campaña en la que existe el deseo de atraer a los votantes de centro, mientras aprovecha la animadversión existente en la derecha del Partido Republicano hacia Obama. Es un movimiento arriesgado, pero Romney está tratando de demostrar que no dará la espalda a los electores más apasionados de su partido.
También está dando importante atención a los conservadores escépticos que hasta hace poco apoyaban a sus ahora ex rivales republicanos, Rick Santorum y Newt Gingrich.
"Estamos avanzando rápidamente", dijo Peter Flaherty, importante asesor del ex gobernador de Massachusetts y responsable de la campaña enfocada en los conservadores. "Vamos a trabajar muy duro para trabajar con los conservadores, para trabajar con la base y mantenerlos motivados".
Romney se reunió el viernes con Santorum, quien ha indicado que apoyará al ex gobernador. Desde que el ex legislador renunció a la contienda, el equipo de Romney ha estado reclutando a gente del equipo de Santorum y cortejando a sus aliados y donadores clave. Romney contrató al ex coordinador de la campaña de Santorum para ampliar sus alianzas con grupos conservadores.
©Univision.com
Commentarios