Honduras no ha acatado recomendaciones de 2009 sobre cárceles

EFE | May 05, 2012 | 4:49 PM

ONU, preocupada por condiciones en el país

TEGUCIGALPA - Una misión del Subcomité para la Prevención de la Tortura (STP) de Naciones Unidas, afirmó en Honduras que este país no ha cumplido las recomendaciones hechas en 2009 para mejorar sus cárceles, que se mantienen hacinadas.
El vicepresidente del Subcomité y jefe de la delegación que llegó a Tegucigalpa el pasado 30 de abril, Mario Coriolano, dijo a periodistas que durante su estancia en el país constataron que "la mayor parte" de las "recomendaciones" del equipo de las Naciones Unidas de hace dos años "no han sido cumplidas".
Recordó que dichas recomendaciones "incluyen medidas tendentes a la eliminación de la superpoblación y el hacinamiento carcelario, la reducción de la impunidad para casos de tortura y el fortalecimiento del sistema judicial penal".
En un comunicado al final de su visita a Honduras, la misión del Subcomité de la ONU alertó que mientras no se logren esos objetivos, "sucesos tan lamentables como los ocurridos en las cárceles de Comayagua (en febrero pasado) y San Pedro Sula (en marzo), pueden volver a ocurrir".
El pasado 14 de febrero 360 reos y una mujer que visitaba a su marido murieron en un incendio de la Granja Penal de Comayagua, centro del país, mientras que otros trece presos fallecieron el 29 de marzo en el presidio de San Pedro Sula, norte, producto de una riña entre prisioneros, según informes oficiales.
"El Gobierno de Honduras debe comenzar cuanto antes una reforma profunda e integral de su sistema penitenciario, utilizando como guía los estándares del sistema de Naciones Unidas y del sistema interamericano de protección de los derechos humanos", subraya la declaración de los enviados de las Naciones Unidas.
Visitas en prisiones
El sistema penitenciario de Honduras está compuesto por 24 cárceles, con capacidad global de unos ocho mil reos, pero los privados de libertad superan los 12 mil, según organismos defensores de derechos humanos.
Los funcionarios de la ONU además expresaron que esperan que las autoridades hondureñas aprueben lo antes posible la nueva Ley Penitenciaria, una iniciativa que el Parlamento no ha querido discutir pese a que desde 2005 recibió una iniciativa en ese sentido de la Administración del entonces presidente Ricardo Maduro (2002-2006).
La agenda de la misión del Subcomité para la Prevención de la Tortura en Tegucigalpa incluyó reuniones con el presidente hondureño, Porfirio Lobo; la secretaria de Justicia y Derechos Humanos, Ana Pineda; el titular del Parlamento, Juan Orlando Hernández, y el fiscal general, Luis Rubí, entre otras autoridades.
También conocieron las instalaciones de la Penitenciaría Nacional, cercana a Tegucigalpa, y la Granja Penal de Comayagua.
La visita de organismo de la ONU se sumó a otra que hizo la semana pasada un equipo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA).
El equipo de la CIDH también deploró la situación de las cárceles y el hecho de que la situación interna de algunas de ellas sean dirigidas por los mismos reos, e hizo algunas recomendaciones a las autoridades gubernamentales.
©EFE
Comentarios