Miles de niños perdidos en California

ImpreMedia Digital, LLC | May 04, 2012 | 2:15 PM

Es una medida de prevención

SACRAMENTO - Aún cuando el 23% de todos los niños desaparecidos en el país son hispanos, los menores de las minorías son a quienes menos les toman las huellas dactilares y datos genéticos que en caso de una emergencia como un secuestro o desaparición, podrían ser de gran ayuda.
"Cuando la policía va a los centros comerciales para tomar las huellas a los niños y distribuir los kits de identificación, los padres de los menores blancos son los que más acuden pero los padres de los niños de las minorías se retiran rápido cuando ven a los oficiales", dijo Kenny Hansmire, director del Programa Nacional de Identificación de los Niños.
"A la policía no le interesa si la madre es indocumentada, todo lo que quieren es que los padres mantengan la información con las huellas dactilares y muestras de ADN de sus hijos en un lugar seguro como medida de prevención para un caso de emergencia", indicó Hansmire.
En el Capitolio estatal la asambleísta demócrata de San Francisco Fiona Ma anunció la alianza con el Programa Nacional de Identificación de Niños lanzado por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) y la Asociación de Entrenadores de Fútbol Americano (AFCA) para conscientizar a los padres de California sobre la necesidad de tomar las huellas dactilares y muestras de ADN a sus hijos.
"Tú nunca piensas que te va a pasar a ti pero sucede, y no podemos dar las cosas por sentado", dijo Ed Smart padre de Elizabeth Smart, la niña de 14 años que fue secuestrada de su casa en Utah en 2002.
Elizabeth Smart fue encontrada viva nueve meses más tarde y desde entonces su padre se ha convertido en un defensor de la seguridad de los niños.
De lo que su padre está seguro es que de haber tenido a la mano las huellas dactilares hubiera podido ayudar a la policía en la búsqueda de su hija en momentos en que el tiempo era esencial.
"Las horas que siguieron tras el secuestro revolví todo en la casa buscando las huellas dactilares y algunas muestras del ADN de mi hija", recuerda.
La Policía no pudo tener esa información crucial de Elizabeth Smart hasta 11 días después de la tragedia.
"Muchos padres no están preparados y llenar este kit de información es una medida de protección y una herramienta muy efectiva", precisó la asambleísta Ma.
En California, cada año más de 100,000 niños desaparecen. Se estima que 90,000 de ellos son adolescentes que se fugan de sus casas, 1,478 son casos de menores raptados por algún miembro de su familia y 53 por extraños.
Una investigación del FBI y AFCA encontró que a nivel nacional 800,000 niños desaparecen al año, un niño cada 40 segundos.
A nivel nacional, el 23% de los niños desaparecidos son hispanos.
El costo del kit para mantener las huellas dactilares, datos genéticos y foto del menor es de 9.95 dólares pero por cada uno que se compra, se dona uno para un niño de bajos ingresos. Los padres pueden tener acceso a éste en el portal de Internet: www.childidprogram.com.
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios