La economía de Napa la mueven los inmigrantes

ImpreMedia Digital, LLC | May 04, 2012 | 8:04 AM

Contribuyen con $1,000 millones anuales al Producto Doméstico Bruto

El valle de Napa, con sus plantíos de uva, sus grandes fincas y su prestigiosa industria del vino, es un motor económico de California. Pero no tendría la vitalidad que hoy tiene – y el prestigio mundial- si no fuera porque cuenta con una mano de obra especializada y altamente productiva formada en su mayoría por inmigrantes.
Un estudio, que se dará a conocer el viernes durante un evento comunitario en esa región, ilumina hasta qué punto los inmigrantes y los latinos como comunidad son importantes para Napa, sobre todo en los últimos veinte años después que otras industrias y una base naval abandonaron la zona. Debido a esto, mucha gente de clase media se fue del área buscando trabajos en otra parte.
Y ahora, según estimados oficiales, el condado de Napa está destinado a convertirse en el primero de mayoría latina en el Área de la Bahía en el Norte de California.
¿Mueven los inmigrantes la economía de Estados Unidos? Participe en el Foro de Inmigración.
Conversación diferente
"El condado de Napa ha cambiado significativamente en los últimos 20 años, pero según el Censo 2010 lo que ha crecido es la comunidad latina. La comunidad anglo ha permanecido estancada en número y envejeciendo en edad", comenta Terence Mulligan, presidente de la Fundación de la Comunidad de Napa Valley, que encargó el estudio a la prestigiosa entidad Migration Policy Institute, de Washington.
"Nos preocupaba que la conversación en torno a estos cambios en el país ha sido muy negativa", dijo Mulligan. "Hemos comenzado a movilizarnos para tener una conversación diferente, en la que participe la comunidad de Napa y en la que haya información sobre qué aportan los inmigrantes".
Y el estudio revela realidades que rompen con ciertos estereotipos. Por ejemplo, entre los que piensan que los inmigrantes, sobre todo los indocumentados, no sólo no pagan impuestos, sino que mandan a su país casi todo lo que ganan.Al contrario, mientras los inmigrantes de Napa Valley mandan $23 millones anuales a sus países, esos mismos inmigrantes pagan $117 millones en impuestos estatales y locales. Además, aún cuando las familias inmigrantes ganan un promedio de 30,000 dólares anuales menos que las no inmigrantes, pagan impuestos en una proporción igual a su número en la población.
Por ejemplo en Napa, entre los años 2008 y 2009 -en plena recesión- los inmigrantes pagaron un 21% de los impuestos locales, siendo también un 21% de la población.
Décadas de trabajo
Se estima que en Napa viven 12 mil residentes legales y otro tanto de indocumentados. Las dos terceras partes han vivido en el lugar de 10 a 20 años. Un 23% de la población de Napa está formada por personas nacidas en el extranjero.
Estos inmigrantes y la población latina en general, muchos nacidos allí, hijos de migrantes y campesinos -como Hugo Maldonado, dueño de un viñedo que protagoniza un video filmado por la Fundación de la Comunidad de Napa Valley, contribuyen un estimado de $1,000 millones anuales al Producto Doméstico Bruto de la región.
A diferencia de los trabajos antes existentes en la región, trabajos industriales de buena paga para una clase media acomodada, al esfumarse esta industria a mediados de los años noventa quedó el boom del vino en California. Y Napa en la delantera de ese boom.
Sin embargo, la mayoría de los trabajos en la producción del vino son especializados y no pagan mucho. Aunque al parecer sí un poco mejor que otros cultivos y las empresas proporcionan seguro médico a sus empleados en mayor proporción que otras, explicó el doctor Randy Capps, investigador del Instituto de Política Migratoria.
Curiosamente, a mayor cobertura médica, menor pobreza en la población, apunta el investigador.
No solo latinoamericanos
"Estos son trabajos que los inmigrantes han hecho por muchos años", dijo Capps. "En Napa encuentras a los latinos y también a los filipinos".
Los inmigrantes son el 73% de la fuerza laboral en la agricultura. Son el 39% en manufactura, 37% en construcción y 28% en la industria de la hospitalidad (hoteles, restaurantes, etc).
Pero también hay retos. La vivienda es uno de ellos. Napa se ha convertido en un lugar muy prestigioso y exitoso, pero con ello también se ha encarecido y la mayoría de los trabajadores inmigrantes no encuentra viviendas a precio accesible.
"Esta es una crisis muy seria", indicó Capps. "Hay pocas viviendas para renta y poco espacio para construir. Eso obliga a los trabajadores a vivir en otros condados cercanos y a viajar largas distancias para ir a trabajar. Y también a tener a sus hijos en distritos escolares con más población y menos recursos", expresó.
Realidad demográfica
Un punto importante a entender en esta comunidad es cómo la presencia de estos inmigrantes, con su más alta tasa de natalidad, no sólo es una realidad demográfica que cambiará la faz del condado, sino también es, en cierta forma, su salvación.
"La población anglo está envejeciendo. Los jóvenes de esa clase media no se quedan aquí porque aquí no hay trabajos para ellos, a menos que sean dueños de negocios", señala Mulligan. "Los trabajos sindicalizados y de clase media se fueron cuando se fueron otras industrias".
La población anglo es de 95 mil personas, la misma que en 1990 y cada vez mayor en edad. Son los inmigrantes los que están renovando la población, teniendo los niños y proporcionando la mano de obra del futuro, apunta el estudio.
"Es mucha la posibilidad que tenemos, pero la comunidad debe conversar y darse cuenta de que este cambio es positivo y que tenemos cosas que resolver para lo sea aún más", dijo Mulligan.
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios