Barack Obama habló del fin de la guerra en Afganistán

Univision.com | May 01, 2012 | 4:57 PM

Espera rendición de Al Qaeda

WASHINGTON, D.C. - El presidente Barack Obama habló final cercano "de más de una década" de guerra para Estados Unidos en Afganistán, según los fragmentos de un discurso a la nación que debe pronunciar durante una visita sorpresiva a dicho país.
"Hemos evolucionado durante más de una década bajo los nubarrones de la guerra. Sin embargo aquí, en la oscuridad que precede al alba de Afganistán, distinguimos el resplandor de un nuevo día que soma por el horizonte", afirmó Obama, según el texto difundido una hora antes del discurso previsto a las 23H30 GMT, anochecer del martes en Estados Unidos y noche cerrada en Afganistán, en la base aérea de Bagram, a 50 km de Kabul.
"La guerra en Irak ha terminado", recordó Obama, cuando los últimos soldados estadounidenses abandonaron ese país en diciembre pasado, más de ocho años y medio después de la invasión de 2003.
"El número de soldados nuestros expuestos se ha reducido a la mitad, y serán más los que pronto regresen a casa. Sabemos exactamente cómo cumplir nuestra misión en Afganistán y a la vez hacer que Al Qaida rinda cuentas", añadió, según los extractos.
"Este periodo de guerra empezó en Afganistán, y aquí concluirá", prometió.
Habrá tropas hasta el 2014
El presidente estadunidense Barack Obama anunció esta noche desde la Base Aérea Bagram, en Afganistán, el regreso adicional de 23 mil soldados estadunidenses para este verano, como parte de la salida gradual de tropas que culminará en 2014.
En un mensaje a la nación, Obama reconoció que los estadunidenses están cansados de la guerra, y se comprometió a no dejar a los soldados un día más de lo necesario, aunque dejó en claro que será necesario que antes terminen su misión.
Sellan acuerdo
Los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Afganistán, Hamid Karzai, anunciaron una alianza estratégica que garantiza la presencia de tropas de combate estadunidenses en esa nación asiática hasta 2014.
El acuerdo, rubricado en el marco de una visita sorpresa del presidente estadunidense, en el primer aniversario de la muerte de Osama Bin Laden, contempla la posibilidad de una presencia adicional para entrenamiento y misiones
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegó a Afganistán en una sorpresiva visita, en coincidencia con el primer aniversario de la muerte del líder de la red terrorista Al Qaeda, Osama bin Laden, informó la Casa Blanca.
El boeing presidencial 747 llegó la noche de este martes a la base aérea militar de Bagram, en Kabul, donde fue recibido por el embajador estadunidense Ryan Crocker.
Junto con Crocker y el subcomandante de las tropas estadunidenses en Afganistán, teniente general Mike Scaparotti, Obama abordó un helicóptero que lo condujo al palacio del gobierno afgano, donde se reunió con el mandatario de la nación asiática, Hamid Karzai.
El mandatario estadounidense y su homólogo afgano deben firmar el acuerdo destinado a precisar las relaciones entre los dos países después de 2014, cuando la responsabilidad del mantenimiento de la seguridad en Afganistán incumbirá a las fuerzas afganas.
Durante el encuentro, se prevé que ambos gobernantes analicen el estado de la cooperación entre las dos naciones a la luz de recientes incidentes que han generado tensiones en la relación bilateral.
Entre esos incidentes se encuentra la quema de copias del Corán, el asesinato de civiles a manos de un soldado estadunidense y la profanación de restos de insurgentes afganos a manos de tropas de Estados Unidos.
Se prevé que Obama y Karzai pronuncien en breve una declaración conjunta en el palacio presidencial, de acuerdo con la Casa Blanca.
Visita sorpresa
Fuentes de la sede presidencial estadunidense señalaron que al término de ese encuentro, Obama y Karzai firmarán un acuerdo estratégico de cooperación por 10 años a partir del 2014, una vez que las tropas estadunidenses salgan de Afganistán.
Obama hará el anuncio de la firma de este acuerdo en un mensaje de 10 minutos a la nación, que pronunciara desde Kabul a las 19:30 horas de Washington (23:30 GMT).
El mandatario partió en los primeros minutos de este día desde la Base Andrews de la Fuerza Aérea en Maryland, acompañado por un reducido número de colaboradores y reporteros.
La visita del mandatario tomó por sorpresa a miembros del Congreso y a varios de los reporteros que cubren la Casa Blanca, debido a que el calendario de actividades dado a conocer la víspera estaban previstas reuniones privadas en la residencia presidencial.
Funcionarios de la Casa Blanca defendieron el plazo del viaje, que coincide con el primer aniversario de la muerte de Bin Laden, ocurrida en Pakistán a manos de un comando de élite del ejército estadunidense.
Anteriores visitas
Kabul obtuvo satisfacción acerca de las dos condiciones que había planteado para firmar el acuerdo --el traspaso a las autoridades afganas del control de la cárcel de Bagram y el cese de los ataques nocturnos de las fuerzas internacionales contra los insurgentes talibanes.
Se trata de la tercera visita de Obama a Afganistán desde que llegó al poder en enero de 2009.
Estados Unidos mantiene una fuerza de 87.000 soldados en Afganistán, el contingente más grande de la fuerza de la OTAN (ISAF) que posee un total de 130.000 militares.
Los estadounidenses encabezan la coalición militar internacional en Afganistán, adonde llegaron en 2001 para derrocar al régimen talibán.
En diciembre de 2009, el presidente Barack Obama ordenó el despliegue de 33.000 soldados adicionales en un intento por cambiar el rumbo de la guerra contra los insurgentes talibanes y, en junio de este año, se comprometió a traer a los refuerzos de vuelta a casa a finales de septiembre de 2012.
La retirada completa de las tropas americanas está prevista para diciembre de 2014.
Estados Unidos debe retirar 23.000 hombres de Afganistán hacia fines de verano (boreal). Barack Obama ha reiterado que no hay planes de cambiar de manera sustancial esta estrategia, pero muchos prevén recortes de efectivos suplementarios en 2013.
En pleno año electoral, Obama se muestra orgulloso de haber puesto fin a la intervención de Estados Unidos en Irak y espera poder sacar a los soldados de Afganistán. Según una encuesta realizada por la cadena ABC, el 60% de los estadounidenses cree que la guerra no merece la pena.
Pero también sabe Obama que las repercusiones de una retirada precipitada podrían tener consecuencias nefastas que tendría que enfrentar durante un eventual segundo mandato.
La coalición intervino en octubre de 2001, un mes después de los atentados del 11 de septiembre, derrocando rápidamente a los talibanes, que habían acogido al jefe de Al Qaida, Osama Bin Laden. Este último fue eliminado el 2 de mayo de 2011 en Pakistán en un ataque de las fuerzas especiales estadounidenses.
©Univision.com
Commentarios