Inmigrantes marchan el 1 de mayo en demanda de derechos

Univision.com* | Apr 30, 2012 | 10:47 AM

La reforma migratoria y el freno a las deportaciones siguen siendo los temas de la convocatoria

Organizaciones y grupos pro inmigrantes volverán a tomarse las calles este 1 de mayo en varias ciudades de Estados Unidos en demanda de derechos, y para reiterarle al gobierno y al Congreso la necesidad de una reforma migratoria que permita legalizar a millones de indocumentados.
Pese a que este año las manifestaciones redujeron el nivel de convocatoria, a causa del miedo generado por el clima antiinmigrante y la vigencia de severas leyes para combatir la inmigración indocumentada en seis estados (Arizona, Alabama, Georgia, Utah, Carolina del Sur y Texas), los organizadores esperan mantener vigente el tema y continuar la lucha a favor de los derechos de trabajadores y de la comunidad inmigrante.
"Estamos viviendo un momento crucial en la historia de Arizona, debemos seguir marchando para protestar por las violaciones a los derechos de los inmigrantes", dijo a un corresponsal de la Agencia Española de Noticias (EFE) Isabel García, representante de la Coalición del 1 de Mayo en Tucson y miembro de la Coalición de los Derechos Humanos en Arizona.
"Cuando permitimos este tipo de violaciones a cualquier sector, tarde o temprano nos afecta a todos", añadió.
¿Lograrán las manifestaciones convencer al Congreso para que debata y apruebe la reforma migratoria? Participe en el Foro de Inmigración.
Clima poco favorable
La activista dijo que ahora más que nunca debe prevalecer la unión entre las comunidades en Arizona, sobre todo frente a los indicios de que la Corte Suprema de Justicia parece favorecer el punto más controvertido de la ley estatal SB 1070.
El miércoles de la semana pasada, el máximo tribunal de justicia de Estados Unidos escuchó los argumentos de defensores y detractores de la polémica ley migratoria de Arizona. Durante la audiencia, algunos magistrados externaron opiniones críticas a la defensa del gobierno que busca revocar la SB 1070 y dejó entrever que los argumentos eran débiles.
Uno de los polémicos puntos a revisión por la Corte Suprema fue bloqueado en julio de 2010 por una juez federal en Arizona y tiene que ver con el otorgamiento a las agencias de policía del Estado el derecho de cuestionar el estatus migratorio de las personas que "sospechen" se encuentran de manera ilegal en el país.
"Los comentarios que vimos durante la audiencia donde se presentó el caso en contra de la SB 1070 el pasado miércoles nos indica que podrían dar la facultad a cada estado de implementar su propia política de 'enséñame tus papeles'”, dijo García.
Laboratorio antiinmigrante
La abogada considera que Arizona desde hace mucho tiempo se convirtió en un "laboratorio" de iniciativas de ley antiinmigrantes y antihumanas.
La ley migratoria SB 1070 de Arizona entró en vigor el 29 de julio de 2010 y fue la primera regulación en criminalizar la presencia de inmigrantes indocumentados en el país.
En el resto de estados la estadía sin papeles sigue siendo una falta de carácter civil no penal.
Mientras en Arizona todo está listo, en Los Angeles, California, diversas organizaciones preparan para este 1 de mayo marchas para pedir la legalización de los inmigrantes indocumentados y justicia para los trabajadores más pobres.
Al menos seis diferentes eventos y manifestaciones se realizarán en la ciudad angelina, reportó EFE. La marcha más grande, organizada por la Coalición Unidad 1 de Mayo, iniciará desde el tradicional cruce de las avenidas Olympic y Broadway y concluirá en la Calle Primera.
"Esperamos reunirnos con estudiantes, sindicatos, trabajadores, familias, personas de fe, defensores de los derechos civiles, comerciantes y otros aliados para honrar y celebrar las contribuciones de cada trabajador en Estados Unidos", dijo Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA), uno de los organizadores de la marcha.
Detalles de la marcha
Representantes de otras cuatro organizaciones, entre ellos el Movimiento Ocupar 99% Los Ángeles y grupos defensores de los inmigrantes del Valle de San Fernando, confirmaron su participación.
Gloria Saucedo, directora de Hermandad Mexicana Nacional del Valle de San Fernando, destacó un acuerdo logrado entre los organizadores para que varias de las marchas terminen a las seis de la tarde en Pershing Square, donde se realizará una protesta final pidiendo "La legalización para 12 millones de personas".
La primera actividad del día será en el aeropuerto de Los Ángeles donde hay anunciada una protesta a las 4 de la mañana sobre la cual se espera más información.
"El 1 de mayo será un gran día de acción que comenzará desde muy temprano", aseguró la activista.
También en Chicago
En Chicago, Illinois, mientras tanto, diversos grupos de participantes en la marcha del 1 de mayo se reunieron este fin de semana para elaborar mantas con frases alusivas no sólo a su causa particular, sino al Día Internacional del Trabajo, así como en apoyo al movimiento inmigrante, reportó la Agencia Mexicana de Noticias (NOTIMEX).
El domingo, en una galería prestada por su propietario en el vecindario mexicano Pilsen, los movimientos “Stand Up!”, de artistas anglosajones y “Ocupa el Barrio”, integrado por viejos organizadores de las históricas marchas inmigrantes de 2006 y jóvenes activistas residentes del lugar, se dieron cita para preparar su participación.
“Será una marcha energética, tal vez no masiva, pero sí de gente voluntaria y comprometida, y luchando por lo que cree que es la justicia”, indicó el activista Orlando Sepúlveda, uno de los organizadores de las marchas inmigrantes de hace seis años.
Además de eventos en Arizona, California e Illinois, este martes se llevarán a cabo eventos en Nueva York, Nueva Jersey, Florida, Alabama y otra veintena de estados, pero los organizadores advirtieron que no con los niveles de convocatoria de manifestaciones registradas en años anteriores.
San Francisco, Manhattan, Las Vegas...
The Associated Press reportó que sindicatos, grupos defensores de inmigrantes y el movimiento Ocupemos convocaron a protestas para este martes con motivo del día internacional de los trabajadores. Y advirtió que las manifestaciones podrían perturbar el transporte público en las principales ciudades del país.
Se planean manifestaciones, huelgas y actos de desobediencia civil en todo el país, inclusive de los más visibles grupos de organizadores anti Wall Street desde que los campamentos de Ocupemos fueran desmantelados a fines del año pasado.
Aunque los manifestantes no acogieron la exhortación de bloquear el puente Golden Gate de San Francisco, los trabajadores de los transbordadores que dan servicio en esa área de la bahía anunciaron un paro este martes por la mañana, que afectará a los residentes del condado Marin.
En Nueva York, donde se formó el primer campamento de Ocupemos y se realizaron amplias protestas que captaron la atención nacional y extranjera el año pasado, los líderes han planeado una serie de eventos, entre ellos piquetes, una marcha por Manhattan y otro tipo de "interrupciones creativas contra las corporaciones que rigen nuestra ciudad".
Asimismo se organizan protestas de diverso tipo en otras ciudades de la costa oeste como Seattle, en el estado de Washington.
La primavera de 2006
En el año 2006 en Estados Unidos se llevaron a cabo multitudinarias marchas a favor de la reforma migratoria en ciudades con alta concentración de hispanos en Estados Unidos, entre ellas Los Angeles, Chicago, y Phoenix.
Sólo en Los Angeles se reportaron 500 mil manifestantes el fin de semana del 25 de marzo.
El movimiento evocó las marchas por los derechos civiles encabezadas por el reverendo Martin Luther King en la década de los años sesenta.
La marcha de Chicago tendrá la misma ruta que las originales manifestaciones inmigrantes, saliendo del parque Unión, cercano al consulado mexicano, hasta la Plaza Federal en el centro de Chicago. Pero los participantes esta vez no serán sólo indocumentados.
Además de las organizaciones inmigrantes, para este martes están convocando el movimiento “Occupy Chicago”, por lo que se espera la suma de grupos diversos que existen en la ciudad, “con causas precisas que en la unidad ven el camino para fortalecer el movimiento por la justicia social”, dijo Sepúlveda.
NOTIMEX reportó que estarán en la marcha, entre otros, maestros que están en disputa con el municipio, pacientes y trabajadores de clínicas médicas que cerrarán, y los integrantes del movimiento de “indignados” que, afirman, protestan contra la avaricia de los ricos que integran el uno por ciento de la población y sus empleados los políticos.
“Habrá menos inmigrantes marchando, porque hay una pérdida de esperanza sobre el reclamo de legalización, y porque el movimiento inmigrante se está transformando”, dijo el sacerdote y activista José Landaverde, de la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe.
Las marchas de 2001
El año pasado miles de inmigrantes salieron a las calles en varias ciudades de Estados Unidos para pedirle al gobierno de Obama que frene las deportaciones, conceda algún tipo de beneficio para los indocumentados y aumente la presión al Congreso para que debata y apruebe una reforma migratoria.
Activistas, religiosos y sindicalistas también alzaron las voces para pedirle a las asambleas y legislaturas estatales que suspendan la discusión y aprobación de leyes similares a la polémica SB 1070 de Arizona.
El 1 de mayo se celebra en todo el mundo, excepto en Estados Unidos, el Día Internacional del Trabajo.
En lo que va del gobierno de Obama, que inició el 20 de enero de 2009, la Administración ha deportado más de 1 millón de indocumentados y la cifra sigue aumentando.
CHIRLA señala que "estamos viviendo una situación sumamente difícil” e insiste en que la mayoría de los expulsados por el gobierno –entre seis a siete por cada 10 deportados- no tiene antecedentes criminales graves que representen una amenaza para la seguridad nacional.
Las cifra de deportados en los tres últimos años rompió récords sucesivos.
Promesa incumplida
Durante la campaña electoral 2008 Obama se comprometió con la comunidad hispana a empujar una reforma migratoria comprensiva durante el primer año de su mandato. Pero la discusión de las guerras en Afganistán e Irak, la reforma de salud y la crisis financiera, entre otros temas de interés nacional -y la carencia de un acuerdo bipartidista- impidieron el debate.
Recientemente Obama volvió a prometer una reforma en el primer año de su segundo mandato, en 2013, pero advirtió que para conseguirlo, esta vez los demócratas necesitan controlar ambas cámaras del Congreso o un compromiso previo con los republicanos para tener los votos necesarios en el legislativo, es decir, 60 en el Senado y 218 en la Cámara de Representantes.
En los últimos siete años el Congreso ha debatido sin éxito en varias ocasiones la reforma migratoria. La falta de un acuerdo bipartidista previo ha detenido cualquier posibilidad de una modificación que abra la puerta a la legalización de millones de indocumentados, por ejemplo, que carecen de antecedentes criminales.
En 2009 los demócratas se hicieron con el control de ambas cámaras del Congreso y de la Casa Blanca, pero no consiguieron canalizar un acuerdo bipartidista dirigido a la aprobación de la reforma migratoria. El fallo abrió la puerta a grupos ultraconservadores para promover una agenda antiinmigrante con el debate y aprobación de severas leyes migratorias estatales, como la SB 1070 de Arizona que criminalizó la estadía sin papeles en ese estado fronterizo con México.
Los opositores a la legalización de indocumentados culpan a la Administración de Obama y al Congreso de no hacer el trabajo de frenar la inmigración sin papeles, al tiempo que el gobierno insiste en que se trata de un tema que debe ser resuelto por las autoridades federales.
Las partes más polémicas de la ley de Arizona se encuentran temporalmente suspendidas por orden de una corte federal mientras la Corte Suprema de Justicia resuelve una demanda entablada por el Departamento de Justicia.
En la primavera de 2006 (marzo) cerca de 500 mil inmigrantes salieron a las calles de Los Angeles para pedirle al Congreso que apruebe una reforma migratoria justa. En los años posteriores el número de convocados ha ido disminuyendo, aseguran las organizaciones, por la severa política de deportaciones ejecutadas por los gobiernos de George W. Bush (2001-2009) y la Administración Obama.
©Univision.com*
Commentarios