Cómo abogar por su hijo con discapacidad en el aprendizaje: Conozca sus derechos

NCLD | Apr 30, 2012 | 10:08 AM

SIGUIENTE:

Si tu hijo tiene algún problema de aprendizaje tienes derecho a servicios gratuitos, a un plan personalizado, a opinar y más: Busca detalles en EsElMomento.com

Involucrarse en la educación de su hijo es una de las cosas más importantes que puede hacer como defensor de su hijo. Como se verá más adelante, usted tiene derecho a ser parte de todas las decisiones respecto a la educación de su hijo, incluyendo el proceso de determinar si su hijo necesita servicios especiales. Usted conoce a su hijo mejor que nadie, y su opinión debe ser considerada en cada oportunidad.
Usted debe conocer los derechos de su hijo con discapacidades en el aprendizaje para asegurarse de que reciba la ayuda que necesita. 
Estos derechos están legislados a través de la ley federal de Educación para los Individuos con Discapacidades (en inglés, Individuals with Disabilities Education Act, IDEA).
Los derechos de su hijo para determinar la elegibilidad para educación especial y servicios relacionados:
- Usted tiene el derecho de solicitar por escrito que su niño o niña sea evaluado para determinar es elegible para recibir educación especial y servicios relacionados. Esta evaluación consta de más que una sola prueba. La escuela tiene que reunir información suya, del maestro de su niño y de otros que podrían ser de ayuda. Por ende, una evaluación de su hijo debe llevarse a cabo en todas las áreas que pueden verse afectadas por la presunta discapacidad.
- Si la escuela pública está de acuerdo con que su hijo o hija pueda tener una discapacidad de aprendizaje y pueda necesitar ayuda especial, la escuela debe evaluar a su hijo sin costo alguno para usted.
- Profesores u otros profesionales pueden recomendar que su niño sea evaluado, pero la escuela debe obtener su consentimiento expreso y por escrito antes de que se inicie cualquier parte de la evaluación.
-  Si el sistema de educación pública se niega a hacerle una evaluación a su hijo, debe explicar por escrito las razones de la negativa, y también debe proporcionar información acerca de cómo se puede cuestionar dicha decisión.
- Todas las pruebas y entrevistas deben llevarse a cabo en el idioma nativo de su hijo. El proceso de evaluación no puede discriminar contra su hijo porque él o ella no sea un hablante nativo del idioma inglés, tenga una discapacidad o antecedentes raciales o culturales diferentes.
- Su hijo no puede ser considerado elegible para servicios de educación especial sólo por tener habilidad limitada en el idioma inglés, o por falta de instrucción en lectura o matemáticas.
- Usted tiene el derecho a ser parte del equipo de evaluación que decide qué información es necesaria para determinar si su hijo es elegible.
- Usted tiene el derecho a recibir una copia de todos los informes y documentos de evaluación relacionados con su hijo. Una vez que usted dé su consentimiento como padre para la evaluación, la misma debe llevarse a cabo dentro de un plazo específico establecido por la escuela, lo cual puede variar, o dentro de los 60 días si su estado no había designado un período de tiempo antes del 1 de julio de 2005.
Los derechos de su hijo, una vez que se ha determinado su elegibilidad para la educación especial y servicios relacionados:
- Dentro de los 30 días de que se determine la elegibilidad de su hijo para recibir servicios de educación especial se debe realizar una reunión para diseñar un Programa de Educación Individualizada o PEI (IEP, por sus siglas en inglés). Un PEI debe establecer metas razonables de aprendizaje para su niño y establecer los servicios que el distrito escolar va a proveer.
- Usted y su niño tienen derecho a participar en el desarrollo del PEI, junto con un equipo que incluye: Los maestros de su hijo, un representante de la administración de la escuela que esté capacitado para recomendar y supervisar programas y servicios especiales, así como representantes de otras agencias que puedan participar en los servicios de transición de su hijo (si su hijo tiene 16 años o más). Usted también puede solicitar un asesor para que lo ayude a comprender mejor sus derechos y responsabilidades como padre, y solicitar que esta persona esté presente.
- Su hijo tiene derecho al ambiente menos restrictivo posible. A menos que los miembros del equipo del PEI puedan justificar que se saque al niño de la clase de educación general, su hijo debe recibir instrucción y apoyo con compañeros que no tienen discapacidades. También asegúrese de que los servicios de educación especial o de apoyo estén disponibles para ayudar a su hijo a participar en actividades extracurriculares, tales como los diversos clubes y deportes.
- Durante una reunión del PEI, el equipo del PEI desarrollará las metas para cualquiera de los servicios relacionados, que pudieran ayudar a su hijo, tales como terapia ocupacional o del habla. Asegúrese de que el equipo especifique con qué frecuencia y por cuánto tiempo, así como el ambiente en que estos servicios serán proporcionados. Este equipo también identificará las estrategias de comportamiento para apoyar el aprendizaje de su hijo en la escuela y en casa.
- Asegúrese de hablar acerca de qué tipo de dispositivos de asistencia tecnológica, tales como programas (software) de reconocimiento de voz, agendas electrónicas o libros en cinta podrían ayudar a su hijo. Los servicios de asistencia tecnológica incluyen la evaluación de su hijo para determinar si puede usar dispositivos específicos, proporcionarle el equipo y entrenarlo para usar el dispositivo. También hable sobre cualquier tipo de adaptaciones, tales como tiempo extra y/o privacidad y defina si éstos son para todas las pruebas.
- Usted tiene el derecho de impugnar las decisiones de la escuela respecto a su hijo. Si no está de acuerdo con una decisión que se haya tomado, hable con la escuela y trate de llegar a un acuerdo. Si todos los esfuerzos no dan resultado, la ley IDEA ofrece otros medios de protección legales para padres e hijos. Estas otras formas de resolver las disputas permiten que los padres y el personal escolar resuelvan los desacuerdos. Las opciones incluyen la mediación con una tercera persona imparcial, una audiencia con el debido proceso o una audiencia formal en un tribunal de justicia.
- Se debe realizar una reunión del PEI una vez al año y cada tres años se realiza una re-evaluación completa, a menos que usted y la escuela estén de acuerdo en que no es necesario. Sin embargo, usted puede solicitar una reunión del PEI en cualquier momento.
Otros consejos para la defensa de su hijo:
- Recopile tanta información como sea posible: Asegúrese de guardar copias de todos los informes y documentos. Además, mantenga un registro de todas las personas con las que hable, sus números de teléfono y cualquier información pertinente, así como la fecha y hora en que los llamó y los detalles de la conversación. Después de hablar con una persona, usted puede enviarle una carta recordándole los puntos importantes, tales como la información que la persona se comprometió a proporcionarle o información que usted cree que debería estar en los archivos de esa persona. También aprenda tanto como pueda acerca de la ley IDEA y de otras leyes que podrían ayudar a su hijo.
- Hable con su hijo sobre la escuela: Descubra lo que a él o ella le gusta y le disgusta y qué tipo de frustraciones está experimentando. Entender lo que su hijo está experimentando es una parte esencial de ser un defensor.
- No tenga miedo de hacer preguntas o de decir que no: Es importante trabajar en conjunto con la escuela para planear la educación de su hijo, así que asegúrese de comprender con qué se comprometió. No tenga miedo de pedir una aclaración, solicitar pruebas adicionales o impugnar la decisión de la escuela con respecto a los servicios.
- Mantenga el equilibrio: Participar en un proceso donde varias personas hablan acerca de su hijo puede generar muchas emociones. Recuerde que las personas involucradas están ahí para ayudar, aunque no esté de acuerdo con ellos. Si escucha a todo el mundo y se expresa con calma y claridad, usted será de gran ayuda para su hijo.
- Obtenga el apoyo de otros: Hablar con otros padres de niños que tienen problemas similares puede darle ideas y sugerencias que pueden resultarle útiles. También es bueno unirse a otros padres para llevar sus preocupaciones al sistema escolar o a las agencias.

¿Cuáles son las Discapacidades en el Aprendizaje?

Terminología de las Discapacidades en el Aprendizaje
Discapacidad
Área de dificultad
Los síntomas incluyen problemas con:
Ejemplo
Dislexia
Procesamiento del lenguaje
Lectura, escritura y ortografía
Las letras y palabras pueden escribirse o pronunciarse al revés
Discalculia
Habilidades matemáticas
Computación, recordar conceptos de matemáticas, de tiempo y dinero
Dificultad para aprender a contar de a 2, 3, 4
Disgrafía
Expresión escrita
Escritura, ortografía, composición
Caligrafía incomprensible, dificultad para organizar ideas
Dispraxia
Habilidades motoras finas
Coordinación, destreza manual
Dificultad para usar tijeras, abrocharse botones y para dibujar Trastornos del procesamiento de la información
Trastorno del procesamiento auditivo
Interpretación de la información auditiva
Desarrollo del lenguaje, lectura
Dificultad para anticipar cómo el orador terminará la frase
Trastorno del procesamiento visual
Interpretación de la información visual
Lectura, escritura y matemáticas
Dificultad para distinguir letras como la “h” y la “n” Otros trastornos relacionados
Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH)
Concentración y enfoque
Exceso de actividad, distracción e impulsividad
No se queda quieto, pierde interés rápidamente

Recursos en la red para niños con Discapacidades en Aprendizaje

- Centro Nacional de Información para Niños con Discapacidades: Se ocupa de niños con problemas y que no han recibido ayuda. El teléfono es el 1 800 695 0285, o entre aquí para información en español.
- Centro Nacional de Discapacidades del Aprendizaje: Excelentes recursos en línea, en español. Entre aquí o llame al 1 888 575 7373.
Asociación Americana de Habla, Lenguaje y Audición (ASHA, por sus siglas en inglés): Puede entrar aquí o llamar al al 1800 638 8255 para todas sus dudas sobre habla, lenguaje, audición y aprendizaje.
©NCLD
Commentarios

Presentado por

Encuéntranos en