Juez chileno ordena levantar embargo de cuenta bancaria de Pinochet

AFP | Apr 26, 2012 | 6:24 PM

Para pagar impuestos

SANTIAGO, Chile - El juez chileno Manuel Valderrama, quien investiga el origen de la fortuna del ex dictador Augusto Pinochet (1973-1990), ordenó levantar el embargo de una de sus cuentas bancarias en Chile para que su familia pague impuestos atrasados de propiedades.
"La resolución que ha dictado el tribunal ha sido el autorizar el alzamiento del dinero embargado", dijo el juez Valderrama a medios de prensa locales.
Petición de la familia 
Valderrama sostuvo que su decisión responde a una solicitud de la familia de Pinochet que hace cuatro años pidió a la justicia chilena desembargar esa cuenta para cancelar impuestos atrasados de 23 propiedades.
El juez explicó que el dinero será entregado directamente a la Tesorería chilena y no así a los allegados del ex dictador ya que, si no se pagan esas contribuciones, las propiedades podrían ser rematadas.
La cuenta fue congelada por la justicia chilena en el marco de una investigación que inició en 2004 para determinar el origen de la fortuna de Pinochet, calculada en unos 26 millones de dólares, 20 millones de los cuales corresponden a depósitos en bancos extranjeros y el resto a propiedades en Chile.
El miércoles, el testamento de Pinochet fue abierto por una orden judicial atendiendo una petición del 2005 del Consejo de Defensa del Estado (CDE) para asegurar el pago de eventuales indemnizaciones por procesos judiciales aún en curso y de impuestos adeudados y que pasarían a sus herederos.
El documento fue abierto en medio de una gran expectación, pero sólo contenía una modificación respecto al albacea de sus bienes, por lo cual, el CDE solicitará la apertura de un anterior testamento de Pinochet del año 2002.
La familia de Pinochet, quien murió el 10 de diciembre de 2006, afirma que sus bienes fueron obtenidos de forma lícita, a partir de ahorros en inversiones y se han negado a abrir su testamento ante el embargo de sus bienes y evitar conflictos entre sus hijos, de los cuales algunos manifiestan vivir en precarias condiciones económicas.
©AFP
Comentarios