EU devolvió en 2011 a más mexicanos que los que recibió

AFP | Apr 26, 2012 | 2:32 PM

Migración sigue, pero en sentido contrario

MÉXICO - Estados Unidos deportó el año pasado a más mexicanos que los que emigraron a ese país, según un estudio del Colegio de la Frontera Norte (Colef) de México difundido el miércoles.
"El total del flujo anual de desplazamientos con destino a Estados Unidos, que venía creciendo, bajó desde 2008 de manera continua hasta la actualidad (pasando de más de 700 mil cruces en 2008 a menos de 350 mil en 2011)", indicó el investigador del Colef René Martín Zenteno, responsable del informe, en un comunicado.
Sin embargo, agregó, "durante el mismo periodo el número de migrantes devueltos y deportados por las autoridades estadounidenses (en las localidades fronterizas) no decreció en la misma proporción, y pasó de 500 mil a 350 mil" en el mismo periodo.
De acuerdo con el estudio, titulado Encuesta sobre Migración en la Frontera Norte de México (EMIF) y basado en técnicas de muestreo probabilístico, el 46.5 por ciento de los inmigrantes devueltos a México tenían más de un año de residencia en Estados Unidos.
Zenteno destacó que "1.2 millones de mexicanos residentes en Estados Unidos fueron deportados a México en el periodo 2006-2010", lo que representa un 10 por ciento de los 12 millones de mexicanos que, según el Colef, viven en ese país.
Los devueltos y los deportados
A los devueltos y deportados, el año pasado se sumaron 281 mil mexicanos que se habían instalado en el país vecino y que regresaron a su país, con lo que "la migración neta México-Estados Unidos es aproximadamente cero", tal como dijo el presidente mexicano, Felipe Calderón, el martes en Estados Unidos, añadió el investigador.
Esta conclusión del estudio del Colef también coincide con los resultados de otro estudio del Pew Hispanic Center, con sede en Washington, publicado el martes.
El Colef considera que las principales causas de este cambio en el flujo migratorio "son la contracción de la economía de Estados Unidos y el endurecimiento de las políticas antiinmigrantes", expicó Zenteno.
No obstante, advirtió que "sin duda, la emigración mexicana aumentará una vez que se recupere la economía y demanda de empleo en Estados Unidos", pero que "la demografía en México ya no va a permitir enviar grandes volúmenes de migrantes hacia Estados Unidos" como en las dos últimas décadas.
"México va a continuar descendiendo su fecundidad y envejecerá, y en caso de que Estados Unidos requiera de mano de obra abundante y de baja calificación, el país no va a poder proporcionarla", concluyó.
©AFP
Commentarios