Republicanos celebran primaria en cinco estados

Univision.com | Apr 24, 2012 | 11:15 AM

Romney busca unir al partido mientras Gingrich y Paul optan por seguir en campaña

Los números hablan por sí solos. Mitt Romney acumula 695 delegados, seguido por Newt Gingrich con 141 y Ron Paul con 71. Y Rick Santorum ya no está en carrera después de 31 elecciones primarias. Pero hay que cumplir con la ley y llegar hasta el 29 de agosto, cuando los republicanos nominen al candidato que le disputará la Casa Blanca al presidente Barack Obama. Hasta ese día, nada está oficialmente escrito.
Este martes se celebran elecciones en cinco estados y se reparten 92 delegados en Nueva York, 54 en Pensilvania, 25 en Connecticut, 17 en Delawere y 16 en Rhode Island.
"Restan procesos en 19 estados. Y aunque Romney tiene la nominación esencialmente asegurada, lo que se estará determinando a partir de ahora es cuál será su desempeño sobre todo en estados con amplios sectores evangélicos y conservadores", dijo a Univision.com Maribel Hasting, Asesora Ejecutiva de America’s Voice. "Ese desempeño será indicativo del apoyo que la base conservadora dará a Romney de cara a la elección general ahora que su principal contrincante, Rick Santorum, no está en la contienda".
Hasting agregó que "ya adentrados en la contienda y cercanos a las convenciones nacionales, queda por ver qué irá haciendo Romney para atraer a los otros sectores de votantes que necesita para competir efectivamente ante el presidente Obama. Uno de esos sectores son los votantes latinos y, de momento, Romney está en serios aprietos con este grupos de votantes, particularmente por las duras posturas asumidas en materia migratoria".
¿Deberían Newt Gingrich y Ron Paul de una vez por todas abandonar la carrera por la nominación presidencial republicana? Participe en el Foro Destino 2012.
El último cómputo
En los comicios presidenciales de noviembre de 2008, de un total de poco más de 19 millones de votantes hispanos registrados para sufragar, 10.2 millones acudieron a las urnas, cifra jamás registrada en el país. De ellos, 6.7 millones eligieron a Obama y lo pusieron en la Casa Blanca. Se convirtió en el 44 presidente de Estados Unidos y en el primer afroamericano en ocupar tan importante cargo.
Encuestas recientes muestran un apoyo similar. Pero de aquí a noviembre el panorama puede variar, al igual que las tendencias.
"Como parte de esos cálculos de cómo atraer a votantes latinos, es que surgen las especulaciones de considerar como compañero de fórmula a un hispano, como el senador Marco Rubio, y que comiencen a barajarse propuestas como una versión republicana del DREAM Act", dijo Hasting. "Sobre todo luego de que Romney indicó, a principios del proceso, que vetaría el proyecto de ley DREAM Act. Lo que anticipamos es que Romney, como todo candidato en una elección general, continúe esa danza hacia el centro del espectro político para apelar a diversos sectores de votantes".
Romney fue tajante en enero al afirmar que vetaría el proyecto de ley que busca legalizar a miles de jóvenes indocumentados que ingresaron siendo niños a Estados Unidos, y que rechaza cualquier propuesta de reforma migratoria que incluya una vía para legalizar a indocumentados. "Sólo con una base conservadora y para él bastante desafecta, no puede competir ante Obama quien de momento parece sólido en su reelección. Y hay factores que han mejorado para su beneficio, como la economía y la tasa de desempleo. Pero en política, sin embargo, nada está escrito en piedra y en los siete meses que restan cualquier cosas puede suceder", advirtió la activista.
Camino a la nominación
Para Alan Rivera, analista político de Stratus Broadcasting Solutions, Romney tiene casi asegurada la nominación, "pero todavía no todo está resuelto a su favor. El escenario sí está muy a su favor. Y tendría que cometer un error muy grave, o destaparse un acto de corrupción también grave, como para que el curso de estas primarias no terminen en su nominación final como candidato a la presidencia".
Sobre el papel de los aspirantes Newt Gingrich y Ron Paul, de persistir en la carrera por la nominación a pesar de la salida de Santorum, Rivera dijo que "no sé qué puede estar en las cabezas de ambos, pero me parece que, aunque suene contradictorio, sus emociones los hacen ver la situación actual del proceso de forma más matemática. Es decir, dado que albergan un gran deseo de ser candidatos a la presidencia, no se convencen que Romney lleva todas las de ganar y esperan que haya alguna sorpresa que los catapulte con posibilidades de poner en riesgo su casi cantada nominación".
"¿Hasta cuando esperaran?", se preguntó el analista. El mismo se respondió: "No estoy seguro, pero ambos podrían concederle el triunfo a Romney si en estas primarias de cinco estados el candidato mormón se muestra muy por encima de ellos en los resultados".
El compañero de fórmula
Una de las hipótesis que se barajan en cuanto a la permanencia de Gingrich y Paul en la contienda republicana es la nominación a como compañero de fórmula de Romney.
"No creo que ni Gingrich ni Paul estén buscando ser candidatos a la vicepresidencia", comentó Rivera. "Quizá sí estén a la búsqueda de un puesto clave en un probable gobierno de Romney", pero indicó que por ahora no hay nada oficial, ni siquiera por parte del ex gobernador de Massachusetts.
Rivera también comentó que a partir de ahora y hasta la convención de finales de agosto, "debemos esperar una redefinición de la campaña de Romney" y que es muy probable que, como planteó Hasting, la dirija "directamente a atacar al presidente Barack Obama, y muy probablemente a reconciliarse con sectores a los que ha maltratado durante la campaña interna, como la comunidad latina".
El periodista Matthew Jaffe, corresponsal de la cadena ABC, dijo que "las primarias de este martes no significan nada. Pase lo que pase, Romney será el nominado del partido republicano. Ahora lo importante no es la competición entre Romney y los otros republicanos, sino la batalla contra el Presidente Obama".
"Obama tendrá muchísimo dinero, ya tiene una fuerte campaña, una organización que ya sabe ganar las elecciones, algunos éxitos como la muerte de Osama bin Laden y una economía que va mejorando, aunque no muy rápidamente. Por eso, Romney tiene que dirigir sus ataques a Obama y esperar que, al comienzo de noviembre, estos argumentos convenzan a los votantes. Será un desafío formidable", pronosticó.
Los números no mienten
"Las estadísticas indican que el peso electoral de nuestra comunidad representara alrededor del 9% del universo total de votantes, un porcentaje que será sin duda el factor decisivo en los comicios de noviembre", dijo rivera.
Señaló que "Romney y los republicanos tienen que haber hecho ya sus matemáticas para darse cuenta que esta campaña los alejó drásticamente de ese segmento electoral (el voto hispano) y que les va a costar mucho recuperarse”.
Djo además que “según la última encuesta de Fox Latino, en febrero, Obama tenía el 70% entre los electores latinos y Romney solo 14%. Esa diferencia puede darle la victoria a Obama. Esta clarísimo”.
A la pregunta si la reelección de Obama está en riesgo, Rivera dijo que “sigo creyendo que la reelección del presidente está cantada a pesar que algunas encuestas estén marcando un empate. Obama aún no comienza su campaña en firme y, por ahora, sólo es el blanco de los dardos de Romney. Vamos a ver un movimiento de mareas a favor del mandatario en pocas semanas”, aseguró.
Decisión ilógica
La pregunta que flota en el ambiente es por qué Gingrich, ex presidente de la Cámara de Representantes, y Ron Paul, un médico libertario, siguen en competencia cuando matemáticamente no tienen posibilidades de arrebatarle la nominación a Romney.
"Gingrich demuestra que es un hombre que sabe contar los delegados para ganar y tiene razón de que Romney probablemente será el nominado del partido. Dicho eso, el hecho de que formalmente no renuncie como pre candidato Republicano también demuestra que ignora la lógica de la política electoral o la unión del partido", dijo la analista Helen Aguirre Ferre.
"Los votantes Republicanos están fatigados del largo proceso para elegir a un candidato, en este caso Romney, y es posible que el estado de Pennsylvania le de si no la mayoría, un número significativo de delegados a Romney" que lo convierta de una vez por todas en el candidato, sin lugar a dudas.  
Gingrich (y también Paul) pueden seguir batallando hasta llegar a la convención pero perderían credibilidad política y, sin eso, "nadie les guardará un asiento en la convención en Tampa", añadió la analista.
La última victoria de Gingrich ocurrió en Georgia, estado que representó en el Congreso. Paul no ha ganado ninguna primaria de las 31 celebradas hasta ahora (incluyendo asambleas vecinales o caucus).
En la víspera de las primarias de este martes en cinco estados, entre ellos Nueva York y Pensilvania, Romney hizo campaña con el senador Marco Rubio (Florida), quien cuenta con el respaldo del ultraconservador Tea Party, que hasta comienzos de abril apoyó a Santorum.
El nombre de Rubio suena como posible compañero de fórmula. Al igual que Romney, el senador hispano no apoya una reforma migratoria que incluya una vía para legalizar a los poco más de 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.
Cómo van hasta ahora
Hasta ahora los republicanos han celebrado elecciones en los siguientes estados:
3 de enero: Iowa. Santorum ganó con el 25%, seguido por Romney con 25% y Paul con 21%.
10 de enero: Nueva Hampshire. Romney ganó con el 39%, seguido por Paul con 23% y Jon Huntsman 17%.
21 de enero: Carolina del Sur. Gingrich ganó con 40%, seguido por Romney con 28% y Santorum 21%.
31 de enero: Florida. Romney ganó con 46%, Gingrich 32%, Santorum 13%.
4 de febrero: Nevada. Romney ganó con 59%, Gingrich 21% y Paul 19%.
4 al 11 de febrero: Maine. Romney ganó con 39%, Paul 36% y Santorum 18%.
7 de febrero: Colorado. Santorum ganó con 40%, Romney 35% y Gingrich 13%.
7 de Febrero: Minnesota. Santorum ganó con 45%, Paul 27% y Romney 17%.
7 de febrero: Missouri. Santorum ganó con 55%, Romney 25% y Paul 12%.
28 de febrero: Arizona. Romney ganó con 47%, Santorum 27% y Paul 12%.
28 de febrero: Michigan. Romney ganó con 41%, Santorum 38% y Paul 12%.
3 de marzo: Washington. Romney ganó con 38%, Santorum 25% y Paul 24%.
6 de marzo: Alaska. Romney ganó con 33%, Santorum 29% y âul 24%.
6 de marzo: Dakota del Norte. Santorum ganó con 40%, Paul 28% y Romney 24%.
6 de marzo: Georgia. Gingrich ganó con 47%, Romney 26%, Santorum 20%
6 de marzo: Idaho. Romney ganó con 62%, Santorum 18% y Paul 18%.
6 de marzo: Massachusetts. Romney ganó con 72%, Santorum 12% y Paul 10%.
6 de marzo: Ohio. Romney ganó con 38%, Santorum 37%, Gingrich 15%.
6 de marzo: Oklahoma. Santorum ganó con 34%, Romney 28%, Gingrich 27%.
6 de marzo: Tennessee. Santorum ganó con 37%, Romney 28%, Gingrich 24%.
6 de marzo: Vermont. Romney ganó con 40%, Paul 26%, Santorum 24%.
6 de marzo: Virginia. Romney ganó con  59%, Paul 41%.
10 de marzo: Islas Marianas. Romney ganó.
10 de marzo: Guam. Romney ganó.
10 de marzo: Kansas. Santorum ganó con 51%, Romney 20%, Gingrich 14% y Paul 12%.
13 de marzo: Alabama. Santorum ganó con 35%, Gingrich 29%, Romney 29%, Paul 5%.
13 de marzo: Mississippi. Santorum ganó con 33%, Gingrich 31%, Romney 30%, Paul 4%.
13 de marzo: Hawai. Romney ganó con 45%, Santorum 25%, Paul 18% y Gingrich 11%.
18 de marzo: Puerto Rico. Ganó Romnney con el 82%, Santorum 8%, Gingrich 2% y Paul 1%.
20 de marzo: Illinois. Romney ganó con 47%, Santorum 35%, Paul 9% y Gingrich 8%.
3 de abril: Maryland. Romney ganó con 48%, Santorum 30%, Paul 11% y Gingrich 6%.
3 de abril: Washington DC. Romney ganó con 68%, Paul 13% y Gingrich 11%.
3 de abril: Wisconsin. Romney ganó con 43%, Santorum 38%, Paul 11% y Gingrich 6%.
©Univision.com
Commentarios